Patentes

Qué es una Patente?

Son un derecho otorgado a un investigador que les permite excluir a todos los demás de hacer, usar o vender sus descubrimientos por 20 años.

En Estados Unidos la Patente Americana y la oficina de marca revisan y aprueban solicitudes para obtener patentes, las cuales ofrecen protección para que otros no roben la idea. Una vez aprobada, el que obtiene la patente es la única persona o compañía que puede hacer, usar o vender el producto, proceso o solución a un problema tecnológico que hayan desarrollado y registrado. Todos los demás están prohibidos, a menos que obtengas un permiso.

Tipos de Patentes

Hay tres grandes tipos de patentes:

  • Patentes para diseño: Para cualquiera que cree un nuevo diseño para un producto. Incluye también diseños de botellas, como el de Coca-Cola, o diseño de muebles.
  • Patente de plantas: Botánicos involucrados en injertos o en crear nuevas formas de plantas híbridas. Un ejemplo es el Ángel Liso de color Rosa.
  • Patentes de utilidad: Cualquier que invierta o descubra “cualquier nuevo proceso útil, máquina, artículo, o composición de importancia, o cualquier mejora nueva. Un ejemplo es la aerotabla, un nuevo tipo de tabla para patinar. 

El Proceso de la Patente

Mientras muchos investigadores quieren acelerar el proceso para obtener una patente tan pronto hacen un descubrimiento revolucionario, muchos expertos sugieren que se haga lo contrario. Por qué? El proceso de obtención de patente puede costar alrededor de los 25.000 dólares. Así que a menos de que estés seguro de que tu idea es comercialmente viable, es decir que puedas ganar dinero de ella, quizás quieras esperar para introducir los papeles.

Es más importante confirmar que tu idea tiene valor que protegerla. ¿Pagarán otro por usarla o incorporarla a sus productos? Para qué gastar dinera en proteger un producto que nadie quiere.

Primeros Pasos

Antes de empezar a trabajar en la aplicación de la patente debes:

  • Llenar los documentos en la oficina Americana de Patente, los cuales registran la fecha de concepción. O explicar detalladamente tu idea en un libro de investigadores. Eso establece la fecha en la que tuviste la idea, en caso de que alguien se cuestione la línea de tiempo.
  • Asegurate de que nadie más tiene tu idea en la oficina Americana de Patentes.
  • Invierte en un estudio de factibilidad hecho por una compañía especializada en ellos. El Centro de Servicio de Innovación de Wisconsin quizás podría servir de ayuda. Estos estudios buscan los costos de los nuevos negocios, la demanda del mercado, la seguridad, y la factibilidad del proyecto en el mercado. Costará unos cientos de dólares, que es mejor que los miles que gastarías en a patente.
  • Una vez que estés seguro de que tu idea es vendible, considera en proceder con la patente.

 Este proceso puede tomar varios años y la solicitud puede ser rechazada por muchas razones, como que se parece mucho a otra patente ya existente.

Recursos

¡Empieza tu prueba gratuita de 14 días hoy mismo!