Mercado Objetivo

¿Qué es el mercado objetivo?

Es el grupo de consumidores u organizaciones que muy probablemente compre los productos o servicios de una compañía. Debido a que esos compradores son los que probablemente quieran o necesiten lo que ofrece tu compañía, tiene sentido que la compañía enfoque sus esfuerzos de marketing en alcanzarlos. El marketing hacia estos compradores es el enfoque más efectivo y eficiente. La alternativa -marketing para todos- es ineficiente y costoso.

Encontrando tu mercado objetivo

Para determinar quiénes componen tu mejor mercado objetivo, empieza por responder tres preguntas básicas:

  • ¿Qué problema soluciona tu producto o servicio? ¿Ayuda a calmar la dentición en los bebés? ¿Hace que los hombres se sientan altos? ¿Ayuda a las compañías a tener más publicidad?
  • ¿Quién es más probable que tenga este problema? ¿En qué situación lo usan? Aquí es donde empiezas a desglosar en quién deberías enfocarte. ¿Es en personas individuales? ¿En familias? ¿Negocios?
  • ¿Existen diferentes grupos con diferentes necesidades? Quizás tengas más de un mercado objetivo, o un segmento de mercado, basados en cómo usan el producto o servicio. Por ejemplo, una tienda de bicicletas puede ayudar a las familias con niños pequeños a elegir una bicicleta segura para su niño de 5 años, mientras un atleta treintañero quizás quiera consejo para elegir una bicicleta profesional de carrera.

Se más específico sobre qué punto débil tu producto o servicio está dirigido y quién cubre ese punto. 

Reduciendo a cero tu mercado objetivo

Una vez que tengas claro quien probablemente quiera o le guste tu producto o servicio, es tiempo de ser más específicos sobre este grupo o grupos de personas. Hay muchas manera de definir tu mercado objetivo, basados en las diferentes características. Debes decidir qué enfoque se acerca más a definir tu consumidor perfecto:

  • Consumidor o negocio: Empieza por definir si tienes una oferta B2B (Business-to-business)(Negocio-a-negocio) o una B2C (Business-to-consumer) (Negocio-a-consumidor).
  • Geográfico: Las tiendas de ladrillo y mortero locales pueden encontrar que sus consumidores más probables están en un radio de 4 kilómetros, o dentro de un código postal particular. Este mercado objetivo se define geográficamente, basado en dónde viven, dónde trabajan, dónde vacacionan o dónde hacen sus negocios.
  • Demográfico: Describir a tu mejor consumidor demográficamente significa que define tu mercado objetivo en términos de género, edad, nivel de ingreso, educación, estatus civil, u otros aspectos de su vida.
  • Psicográfico: A veces los consumidores no entran en un grupo particular basado en sus características exteriores, sino basado en aptitudes internas y valores. Estas son características psicográficas.
  • Generación: Hoy en día muchas compañías definen su mercado objetivo basado en que generación nacieron como la Generación Y.
  • Cohorte: Otras compañías encuentran que su mercado objetivo se define mejor mediante cohortes, o grupos de personas que tienen experiencias similares en su niñez como ser criados por una madre soltera o asistir a un internado.
  • Etapa de vida: Otros mercados objetivos son más parecidos por la etapa de la vida en la que están, sea post universidad, retiro, recién casados, recién divorciados, o padres de un hijo pequeño por ejemplo.
  • Conductual: Otro enfoque está basado simplemente en la frecuencia de uso, o comportamiento, el cual puede ser una buena opción para salones de belleza, autolavados, o apartamentos vacacionales, por ejemplo.

Con un buen entendimiento de tus mercados objetivos, puedes empezar a diseñar los mensajes de marketing que atraigan el punto débil o las preferencias de ese grupo en particular. 

Recursos

¡Empieza tu prueba gratuita de 14 días hoy mismo!