Liquidación

¿Qué es la liquidación?

Generalmente se refiere al proceso de vender todo el inventario de una compañía, a menudo con un gran descuento, para generar efectivo. En la mayoría de los casos, una venta por liquidación es el precursor del cierre de un negocio. Una vez que se venden todos los activos, el negocio es clausurado.

En el mundo de la contabilidad, liquidación se refiere al proceso de vender todos los activos de una empresa para generar dinero para pagar los créditos, o cualquiera a quien la compañía le deba dinero.

¿Qué son los activos?

 Los activos no sólo es inventario. Otros activos que los negocios pueden liquidar son:

  • Accesorios de tiendas
  • Decoraciones
  • Herramientas
  • Muebles
  • Maquinaria
  • Equipos de oficina
  • Suministros de embalaje
  • Vehículos
  • Arte u otros objetos de pared
  • Cortinas y alfombras

La venta por liquidación a menudo ocurre por bancarrota, pero no necesariamente. Un negocio puede liquidar todo o casi todo su inventario como parte de una mudanza, de este modo ahorra dinero en transporte. La mayor desventaja de liquidar el inventario es que, en muchos casos, el calendario de liquidación de activos es corto, por lo que los descuentos son exagerados y el dinero ganado es mucho menor al valor de la tienda.

Pago a los acreedores

Cuando los activos de una empresa son liquidados y convertidos en dinero, ese dinero es usado para pagar a los acreedores. Pero hay diferentes clases de acreedores que determinan el orden en que se les pagará.

Las tres clases más grandes son:

  • Asegurado: Un acreedor asegurado tiene un derecho de retención sobre el negocio, o activos comprometidos para pagar lo que se haya prestado. Por ejemplo, cuando una empresa arrienda un carro, el arrendatario tiene un derecho de retención cobre el carro, si la empresa deja de pagar, la compañía les puede quitar el carro.
  • Sin garantía: Como las compañías de tarjetas de crédito no tienen derecho de retención, o interés de seguridad en ninguno de los activos, así que se les paga después de pagarles a los asegurados.
  • Partes interesadas: Son personas u organizaciones que tienen un interés establecido en el éxito de la compañía, pero ninguna reclamación formal sobre los activos. Los empleados son considerados partes interesadas.

Como se genera dinero en la liquidación, los acreedores deben ser pagados en este orden.

Especialistas en liquidación

Si una compañía necesita liquidar sus activos rápido, hay negocios que se especializan en liquidar. Estas empresas pueden comprar el inventario completo del negocio, o sus activos y luego venderlos a otras tiendas.

Algunas tiendas con trabajan como liquidadores, como Big Lots, Tuesday Morning u Ollie’s. Estas compañías compran las sobras del inventario por una fracción de su valor y luego revenden los bienes en sus propias tiendas, generalmente por menos del valor en una tienda pero por más de lo que pagaron.

Recursos

¡Empieza tu prueba gratuita de 14 días hoy mismo!