Impuesto de Ventas

¿Qué es el Impuesto de Ventas?

El impuesto de ventas es una cantidad de dinero calculada como un porcentaje que es añadido al costo de un producto o servicio cuando es comprado por un consumidor en una tienda de ventas al por menor. Cuarenta y cinco estados tienen tasas de impuestos de estado que varían de 1,76% (Alaska) a 9,45% (Tennessee). A parte de esta tasa de impuesto de estado, hay 38 estados que tienen una tasa de impuesto local que es añadida a la tasa de impuesto de estado. Los consumidores pagan los impuestos combinados locales y de estado cada vez que hacen una compra.

Los negocios son responsables de recaudar y rastrear los impuestos de ventas de los consumidores para luego remitirlo a los estados, mensual o quincenalmente.

Estados sin Impuesto de Ventas

Hay cinco estados que no cobran impuesto de ventas a compras:

  • Alaska (pero municipios locales están autorizados a cobrar este impuesto)
  • Delaware
  • New Hampshire
  • Montana (pero municipios locales están autorizados a cobrar este impuesto)
  • Oregon

Los negocios de ventas al por menor en estos estados no necesitan recaudar impuestos de estado. Sin embargo, los negocios de todos los otros estados de deben recaudar impuestos.

Recaudar Impuestos de Ventas

Para recaudar los impuestos de ventas de los clientes, las compañías necesitan primero aplicar por un permiso de impuestos de ventas del departamento de impuestos de su estado. Algunos estados no cobran por otorgar los permisos, mientras que otros cobran una cuota. Una lista de contactos de estado está aquí.

Remitir Dinero Recaudado de Impuestos

Los negocios recolectan los impuestos de ventas con cada compra y luego transfieren ese dinero a su estado mensual o quincenalmente. Si se falla en remitir los pagos de impuestos de ventas en cierto tiempo, puede resultar en sanciones legales.

¿Qué es Gravar Impuestos?

Los productos y servicios sujetos a los impuestos de ventas varían dependiendo del estado. En muchos estados, los comestibles y las prescripciones están exentas de impuestos de ventas. En algunos, la ropa es una excepción. Otros tipos de bienes que no están sujetos a impuestos incluyen:

  • Ítems comprados para reventa. Se asume que los clientes de ventas al por menor pagaran los impuestos de ventas una vez que los ítems sean vendidos.
  • Ítems comprados como materia prima. Los productos comprados que serán usados como componentes de un producto hecho a mano o manufacturado, no están sujetos a los impuestos de ventas.
  • Ítems comprados sin fines de lucro. Organizaciones sin fines de lucro no pagan impuestos de ventas. 

El impuesto de venta es un costo adicional que el cliente soporta, pero que del que el negocio es responsable de recolectar y llevar a la autoridad de impuestos de su estado en una base regular.

Recursos

¡Empieza tu prueba gratuita de 14 días hoy mismo!