Evaluación comparativa

 

¿Qué es la evaluación comparativa?

También conocido como Benchmarking, es el proceso de medir el desempeño del producto o servicio de una compañía, o los procesos contra aquellos de otros negocios que son considerados como los mejores de la industria, es decir, “los mejores de la clase”. La meta de la evaluación comparativa es identificar oportunidades internas para mejorar. Estudiando compañías con mayor desempeño, descubriendo qué es lo que hace ese mayor desempeño posible, y luego comparando ese proceso a cómo opera tu negocio, puedes implementar cambios que darán mejoras significantes.

Esto quizás signifique pellizcar las características de un producto para que se acerque más a la oferta del competidor, o cambiar la medida de servicios que ofrecer, o instalar un nuevo gerente de relaciones con el cliente para permitir comunicaciones más especializadas con los clientes.

Hay dos tipos básicos de oportunidades de mejora: Continua y dramática. La mejora continua se incrementa, envuelve solo pequeños ajustes para alcanzar avances considerables. La mejora dramática puede darse lo a través de la reestructuración de todo el proceso interno.

Evaluación comparativa paso a paso

La evaluación comparativa es un proceso simple y detallado de cinco pasos:

  • Elige un producto, servicio o departamento interno para hacerle la evaluación.
  • Determina las mejores compañías de su clase con las que deberías hacer la comparación, con qué organizaciones vas a comparar tu negocio.
  • Reúne información de su desempeño interno o sus métricas.
  • Compara los datos de ambas organizaciones para identificar brechas en el desempeño de tu compañía.
  • Adopta el proceso y las políticas junto al desempeño de los mejores en su clase.

La evaluación comparativa señalará que cambios harán la mayor de las diferencias, pero depende de ti llevarlos a cabo.

Primeros pasos

Para evaluar comparativamente cualquier cosa, necesitas tener datos cuantitativos disponibles para su estudio. Eso significa descomponer el proceso interno para calcular las métricas de desempeño. Cuantifica todo, porque solo la información cuantificable puede ser comparada correctamente.

Beneficios claves

Además de ayudar a la compañías a ser más eficientes y rentables, la evaluación comparativa tiene otros beneficios como:

-       Mejorar el entendimiento de los empleados en relación a la estructura de costos y el proceso interno.

-       Promover el trabajo en equipo y la cooperación en los intereses por ser más competitivos.

-       Mejorar la familiaridad con indicadores de desempeño y oportunidades para mejorar a nivel mundial.

En esencia, la evaluación comparativa ayuda a los empleados a entender como una pequeña pieza del proceso de la compañía o producto puede ser la clave para el éxito, solo la contribución de un empleado puede representar una gran ganancia.

 

 

Recursos

¡Empieza tu prueba gratuita de 14 días hoy mismo!