¿Qué estrategia seguir en YouTube?

¿Qué estrategia seguir en YouTube?

En el artículo de hoy, vamos a ver cuáles son las mejores estrategias que se pueden seguir a la hora de crear un canal de YouTube para tu tienda online en Shopify, de forma que sea otra plataforma que te ayude a vender más.

Como podrás comprobar, el trabajo en YouTube se puede orientar de varias formas distintas, y no todas son igual de efectivas. Así, conviene conocer cuáles son las diferentes oportunidades que tenemos a nuestro alcance, y explotarlas.

En este artículo, te mostraremos algunas de las fórmulas más efectivas para conseguir una buena cantidad de tráfico, visibilidad y ventas (porque, sí, ¡en YouTube podemos ser un poco más agresivos en las ventas!).

 estrategias youtube

Pon a punto tu canal

Lo primero que tienes que hacer para contar con un buen canal de YouTube, tal y como debes hacer con cualquier otra red social (YouTube no deja de ser una), es optimizar tu perfil al máximo.

Esto, en el mundo de YouTube, significa que utilices una buena cabecera, enlaces a tus perfiles sociales y a tu web, y coloques una pequeña descripción. Así, todas las personas que lleguen a tu canal, sabrán rápidamente qué es lo que pueden encontrarse.

También deberías tener una intro para los vídeos que sea lo suficientemente corta para no molestar, de unos 3-5 segundos. Así, todos tus vídeos tendrán una identidad propia, que es algo que se valora enormemente.

 

Diseña un plan estratégico

Tras haber preparado tu canal de YouTube, necesitas diseñar un plan estratégico que sea lo más efectivo posible. Por supuesto, como siempre que diseñas un plan, tendrás que ir cambiándolo según avanzas. Pero, en principio, tener un plan es una buena idea.

En este plan tendrás que elegir el tipo de vídeos que subirás, su duración, la temática, cada cuánto los subirás, qué enfoque tendrán, a qué personas irán dirigidos, etc. Todo eso lo trato un poco más abajo, pero, de momento, ten presente que necesitarás un plan de este tipo.

El plan debe contar, además, con las diferentes formas de promoción de los vídeos en otras redes sociales y plataformas, puesto que el vídeo, como cualquier otro contenido, no se puede crear y ya está, sino que hay que distribuirlo.

En dicho plan, además, deberías marcarte objetivos, para comprobar, al pasar algún tiempo, si has conseguido lo que te planteabas, o si es mejor cambiar alguna de las estrategias que has estado siguiendo.

 

Crea listas por tipo de vídeo

Probablemente, tras hacer tu plan estratégico para YouTube, compruebes que tienes diferentes tipos de vídeos, que se pueden entender como diferentes “series”. Por ejemplo, puedes tener una serie de entrevistas y una serie de presentación de tus productos.

Lo mejor que puedes hacer en estos casos es crear listas de vídeo para que los consumidores de tu contenido puedan tener todos los vídeos ordenados y a mano, sin tener que ir haciendo clic en cada uno de ellos.

Esto es de gran ayuda tanto para tus visitantes, como para ti y tu tienda online, porque esas listas de reproducción también posicionan en YouTube, por lo que, si utilizas las palabras clave adecuadas, podrás lograr muy buenos resultados.

 

Duración de los vídeos

La duración de los vídeos es un tema muy importante. Debes saber que, en general, la mayor parte de las personas abandonan los vídeos antes de que terminen si duran más de un minuto.

Sin embargo, tú, para tu tienda online en Shopify, no vas a crear vídeos virales (en general), sino que vas a crear contenidos útiles para tus consumidores. Por lo tanto, no tienes por qué centrarte tanto en este aspecto.

Deberías contar con vídeos lo más breves posibles, pero que te permitan explicar lo que quieres explicar. Por ejemplo, en una entrevista, la duración será mucho más larga que en un vídeo para mostrar un producto. Y un vídeo para mostrar un producto será más largo que un vídeo viral.

Por otro lado, si compruebas que los vídeos cortos, en tu caso particular, funcionan muy bien, siempre tienes la opción de grabar vídeos largos y hacer dos ediciones: Una para que quede un vídeo un poco más largo, y otra para que quede un vídeo corto.

Con esto, además de satisfacer mejor las necesidades de tus consumidores, estarás publicando el doble de vídeos, algo que Google valora a la hora de posicionar tus vídeos y dar relevancia a tu canal.

 

Temática de los vídeos

La temática de los vídeos puede ser de lo más variada, dependiendo de lo que vendas en tu tienda online de Shopify. Sin embargo, independientemente de lo que vendas, puede haber los siguientes tipos de contenidos:

  1. Presentación de productos: Como el nombre indica, son vídeos en los que muestras tus productos y los describes. La ventaja de este tipo de vídeos es que la persona que está viéndolos está interesada en el producto, por lo que puedes ser un poco agresivo en la venta del mismo.
  2. Uso de productos: Otro tipo de vídeos es mostrar cómo se usan y para qué son útiles tus productos. En este punto debes tener en cuenta que debes aportar valor: No puedes hacer un vídeo diciendo “los zapatos se ponen en los pies”, sino que deberás hacer un vídeo donde combines los zapatos.
  3. Entrevistas a expertos del sector: Las entrevistas a expertos en el sector te servirán para postularte tú mismo como un experto en el sector. Son vídeos dedicados a personas mucho más interesadas y no tan ocasionales.
  4. Entrevistas y casos de éxito: Este tipo de vídeos son una buena oportunidad para persuadir a la gente de que compre tu producto. Los casos de éxito y las entrevistas a clientes permiten a los consumidores ver que hay valor en lo que ofreces.
  5. Reflexiones sobre el sector: Como en el punto 3, este es un tipo de vídeo pensado para los más interesados en el sector, además de para los que ya están especializados o, incluso, para los propios expertos del sector. Son reflexiones que van más allá de tu simple tienda online en Shopify.
  6. Vídeos virales: Por último, están los vídeos virales, pero, de estos, hablaré en el último apartado.

 

Constancia, constancia y constancia

Por otro lado, si hay algo que tienes que tener claro en cuanto a lo que implica un canal de YouTube, es que tienes que ser constante. Esto, si ya has gestionado alguna otra red social o un blog, no te resultará demasiado extraño.

Como en cualquier otra plataforma o red social, aquí necesitas generar contenido cada cierto tiempo y durante cierto periodo de tiempo para empezar a ver resultados. Por lo tanto, necesitas ser constante en la generación y publicación de contenidos.

Para ello, deberías contar con un calendario “editorial” en tu plan estratégico, de forma que tengas claro cuántos vídeos vas a publicar a la semana y al mes, de qué duración y temática serán y todo lo demás. De esta forma, habrá una estabilidad en tu canal.

Con un canal estable, es mucho más fácil que la gente se una a ti y empiece a ver tus vídeos. Y, una vez empiezas a tener una pequeña comunidad que ve tus vídeos porque sabe lo que se espera, puedes empezar a crecer.

Por lo tanto, debes tener muy claro que vas a tener unos primeros meses dolorosos, de crear contenido aparentemente para nada. ¡Pero el futuro será delicioso!

 

Likes y subs

Esto seguramente lo hayas visto en algún youtuber (si es que ves ese tipo de vídeos). Siempre están pidiendo likes y suscripciones. Y no es casualidad.

Mientras más likes y suscriptores tienes a tu canal de YouTube, mejor te posicionan los vídeos, y más probable es que salgas en los vídeos recomendados (aunque esto depende, en gran medida, de por qué temáticas se interese el usuario).

Además, las suscripciones tienen algo importantísimo que no debes olvidar: YouTube informa a tus suscriptores de cuándo has subido un vídeo.

Es decir, si tienes 10.000 suscriptores, y publicas un vídeo, éstos serán informados instantáneamente, por lo que puede que, en apenas un par de horas, ya tengas 5000 views. Es algo a tener muy en cuenta.

Los likes, por otro lado, sirven para que YouTube valore tus vídeos. No es tan importante la cantidad de likes, sino la cantidad de interacción. Es decir, muchos likes y muchos dislikes indican a YouTube que es un vídeo que genera reacciones, por lo que es interesante posicionarlo.

Eso sí, mejor que recibas likes que dislikes.

Por lo tanto, cada vez que termines un vídeo, pide que le den like y se suscriban, porque, de este modo, estarás dando mayor potencia a tu canal, y será más probable que crees una comunidad enganchada.

 

Promoción de los vídeos

La promoción de los vídeos, como sucede con otros contenidos, es importantísima. No debes olvidarte de publicar tu vídeo en tus redes sociales y en tu blog, para que llegue a la mayor cantidad de personas posible.

Si crees que publicando vídeos en YouTube y desentendiéndote de ellos vas a lograr grandes resultados, estás muy equivocado. Promociónalos por todas las vías posibles, y conseguirás que la gente se suscriba a tu canal.

Una buena forma de promocionarlos es pidiendo, en el mismo vídeo, que lo compartan con sus amigos, a la vez que pides que se suscriban a tu canal y le den like.

 

No te la juegues con la viralización

Por último, un comentario: Muchas personas se juegan toda su estrategia a la carta de la viralización… Y no es una buena estrategia. Es muy difícil crear vídeos virales, y, que se viralicen, depende de la suerte.

Y si tu plan estratégico está en manos de la suerte, es que no tienes plan estratégico.

Por lo tanto, ten una estrategia constante, y, si lo deseas, ten una pequeña parte del plan dedicada a crear vídeos virales. Así, si alguno se viraliza, te beneficiarás de ello. Pero, si no sucede, tendrás todo un trabajo de hormiguita, que te ayudará a conseguir buenos resultados.

 

Como puedes ver, YouTube es una plataforma excepcional para darte a conocer, conseguir más visitas, y vender más a tu audiencia. Y eso es algo imprescindible en una tienda en Shopify.

¿Y tú? ¿Utilizas YouTube en tus estrategias de marketing? ¿Lo haces de una forma distinta a la aquí señalada? ¿Te da buenos resultados? ¡Explícanosla en los comentarios y trataré de responderte tan pronto como sea posible!

Deja comentario ...

Empieza tu periodo de prueba de 14 días gratis con Shopify