Blogs de Shopify

Monetiza tus contenidos: Cómo hacerlo y qué errores debes evitar

computadora

Las oportunidades para monetizar contenido nunca había sido tan grandes como ahora. Personas de todo el mundo han construido sus imperios de contenido compartiendo detalles únicos de sus experiencias personales para que el mundo las vea, y todo gracias al internet. Amantes de la gastronomía, emprendedores, instructores deportivos, e incluso figuras políticas, se cuentan entre los cientos de miles de nuevos editores de contenido esparcidos en las redes sociales, plataformas de video, blogs y boletines de correo electrónico. Donde hay un público leal, hay un creador de contenido listo para monetizar. En la industria actual, a estas personas se les conoce comúnmente como “influencers”.

Aunque hay un factor “cool” claramente asociado con ser un influencer, es importante desmentir el mito de que influencer es sinónimo de élite, ya que cualquier persona está calificada para crear contenido, publicarlo en sus cuentas de redes sociales, sitio web, webinar o lista de correo electrónico, y monetizarlo trabajando con marcas que valoren su mensaje y su público objetivo.

El término influencer se asocia comúnmente con un número masivo de lectores y seguidores en las redes sociales, pero es una perspectiva limitada. De hecho, las marcas están descubriendo cada vez más que una gran cantidad de seguidores no equivale necesariamente a una alta calidad. Por el contrario, las audiencias pequeñas y leales, con mayor propensión a la interacción, están más calificadas para convertirse en clientes potenciales que los públicos grandes e inactivos.

Sin embargo, el creador de contenido elige cómo definirse a sí mismo; ya sea como influencer, marketer de afiliados, defensor o embajador de marca, su trabajo es inspirar, informar, educar y potenciar a su público único.

"El creador de contenido elige cómo definirse a sí mismo; ya sea como influencer, marketer de afiliados, defensor o embajador de marca, su trabajo es inspirar, informar, educar y potenciar a su público único".

En este artículo demostraremos las formas principales que utilizan los creadores para monetizar su contenido y por qué un modelo que a menudo se pasa por alto, puede superar al otro. También vamos a desmentir el mito de que el marketing de influencers es intrínsecamente diferente de otros tipos de creación o marketing de contenido, y resaltaremos la importancia de la asociaciones y alianzas para mejorar tu potencial de ingresos.

También te puede interesar: ¿Qué es el marketing de afiliados? Mito vs. realidad..

¿Cómo monetizar el contenido?

cómo_monetizar_contenido

Los editores de contenido, es decir, cualquier persona que comparte su contenido en internet, incluyendo los influencers, pueden monetizar sus mensajes al asociarse con marcas, que están ansiosas por comprender las formas en las que pueden trabajar con los creadores de contenido, aunque no siempre el camino hacia el éxito es claro para ninguna de las partes.

"Las marcas están ansiosas por comprender las formas en las que pueden trabajar con los creadores de contenido".

De hecho, el término “influencer” no le queda claro a la mayoría. ¿Qué hacen realmente los influencers y cómo pueden las marcas iniciar una relación con ellos? ¿Cómo se les compensa? Bueno, la respuesta a estas preguntas varía significativamente, ya que hay distintos modelos de creación de contenido.

El modelo de monetización más común son las publicaciones patrocinadas, en las que se compensa al editor de contenido con una tarifa plana por publicar en nombre de la marca. Este modelo está más estrechamente alineado con los creadores de contenido que se refieren a sí mismos como influencers. El problema de limitarse a las publicaciones patrocinadas es que, al igual que ocurre con los anuncios publicitarios o los comerciales de televisión, no hay forma de saber qué tan eficaz será el anuncio.

A diferencia de las publicaciones patrocinadas, los modelos por resultados se basan en un marco de compensación por comisión, donde el editor de contenido recibe un porcentaje de las ventas, o una recompensa por las acciones deseadas, como registros con correo electrónico, suscripciones o descargas de aplicaciones. Este modelo de monetización está más estrechamente asociado con el marketing de afiliados.

Existen varias razones por las que este último es preferible para las marcas, principalmente porque les permite invertir en un editor de contenido sin riesgo de perder dinero. Sin embargo, también hay una justificación económica sólida para que los editores de contenido utilicen un modelo de compensación basado en los resultados, ya que les ayuda a hacer crecer su negocio de varias maneras. Estos son los principales beneficios de los modelos de resultados para los editores:

  1. Más oportunidades de negocios. Estar abierto a trabajar por comisiones creará más oportunidades para nuevas asociaciones, ya que el riesgo es menor para el anunciante.
  2. Ganancias a largo plazo. Las ganancias a largo plazo pueden superar el potencial de ganancias de una tarifa única.
  3. Clientes recurrentes. Las marcas continuarán invirtiendo en alianzas rentables, lo que permitirá a los editores desarrollar asociaciones a largo plazo.
  4. Trabajar con ganancias comisionables significa que habrá un enlace de seguimiento insertado en la publicación, que ayuda tanto al anunciante como al editor a monitorear el rendimiento y obtener un análisis profundo de lo que funciona y lo que no.
  5. Optimización. Trabajar sobre una base de rendimiento les permite al editor y al anunciante analizar el rendimiento del contenido, por lo que tendrán la capacidad de probar nuevas formas de apelar a la audiencia del editor, y en última instancia, mejorar los objetivos de ambas partes.

Se puede monetizar contenido de muchas formas, pero las dos más comunes son a través de tarifas planas y de comisiones. Teniendo esto en cuenta, ambos modelos de monetización son un punto de contención. La monetización del contenido es un tema de actualidad, especialmente a medida que más editores descubren sus beneficios y el mercado capta la onda.

Tema de debate: ¿Es auténtico el contenido monetizado?

debate_monetización_contenido

Para los profesionales del marketing la misión es siempre estar donde sus clientes objetivo se encuentran, y en la era del internet, la voz  del cliente se escucha fuerte y su apetito por la transparencia es claro.

Quieren descubrir una marca a través de personas como ellos, o personas que admiran y que están interesados en su opinión sobre la marca. Esto contrasta con la forma en la que las marcas solían comercializar, donde el propósito de la publicidad era influir sobre cómo querían que el mercado las percibiera.

Ahora, las marcas acuden en masa a los creadores de contenido individuales con la esperanza de que les proporcionen a los clientes potenciales información sobre su marca, para ayudar a la audiencia de un creador a tomar decisiones de compra informadas. Los creadores de contenido se están convirtiendo en el canal de marketing más codiciado para los anunciantes.

Entonces, ¿por qué esta poderosa solución de marketing se ha convertido en un tema de controversia?

Uno de los mayores activos de las marcas que trabajan con creadores de contenido es la transparencia que obtienen los consumidores al recibir información, opiniones y reseñas imparciales sobre la marca. Pero esa práctica se cuestiona cuando el dinero está en la mezcla.

El tema de la monetización del contenido se ha vuelto más marcado con las nuevas regulaciones que requieren divulgar la asociación establecida. En aras de la transparencia, es fundamental mantener políticas de divulgación, pero eso no significa que el concepto de monetización no sea ético.

"A pesar de la opinión popular, la monetización del contenido no indica falta de autenticidad. De hecho, los mejores creadores de contenido están increíblemente dedicados a brindar una experiencia auténtica".

A pesar de lo que pueda pensar mucha gente, la monetización de contenido no indica falta de autenticidad. De hecho, los mejores creadores de contenido realizan grandes esfuerzos para brindar una experiencia auténtica, por lo que se debe disipar el mito de que el contenido monetizado es fraudulento, falso, deshonesto o no ético.

En PatreCon 2018, Jack Conte, gerente general de Patreon, compartió su experiencia creando contenido a través de su música. Describió su miedo de ser catalogado como un traidor cuando Hyundai se acercó a su banda para patrocinar su video musical. Sin embargo, la asociación no solo les ayudó a ganar algo de dinero que pudieron reinvertir en la banda, sino que también le dio a su música una plataforma más grande.

Aprovecharon la oportunidad y a la larga pudieron ofrecer una música de mayor calidad a sus seguidores, una decisión que tomaron en beneficio de su público.

Los editores de contenido comparten el mismo dilema. Las dos prioridades clave de los creadores de contenido exitosos son:

  1. Servir bien a la audiencia. Para alcanzar el éxito a largo plazo, los creadores de contenido deben aportar valor en los mensajes que comparten, lo que significa asociarse exclusivamente con marcas que aporten valor a su público único. En este sentido, deben pensar en lo que el público quiere saber, en lo que les interesa y en lo que pueden hacer para ayudarlos a resolver un problema. Los creadores de contenido profesionales de hoy nunca se arriesgan a promocionar una marca que no atraerá a sus seguidores. Al igual que las empresas exitosas, los editores deben ofrecer una experiencia de usuario sólida, lo que significa que deben anteponer las necesidades de sus clientes / lectores.
  2. Identificar la mejor manera de monetizar su contenido. Al igual que Jack lo hizo con su música, los creadores de contenido necesitan evaluar qué tipo de monetización funciona mejor para sus objetivos a largo plazo y qué se siente auténtico para su negocio.

La nueva era de la monetización de contenido

nueva_era_monetización_contenido

Si puedes rememorar el mundo antes de las redes sociales, seguro recordarás haber hojeado las páginas de una revista que a menudo incluye anuncios publicitarios tradicionales.

Esta publicidad se manifiesta de dos maneras clave; la primera está en un formato de visualización tradicional, como un anuncio de Rolex de página completa; la segunda es la publicidad nativa que debes leer entre líneas para descubrirla, porque es contextual, discreta y orgánica por naturaleza. Si alguna vez leíste un artículo de "Quién lo usó mejor", habrás visto las sugerencias del editor sobre cómo lograr esa apariencia, definir un régimen de belleza o encontrar un atuendo a un precio más barato.

Ese contenido representa una forma adicional con el que la revista puede monetizar su publicación. El anunciante invierte para que la revista lo incluya en su mensaje a una audiencia relevante. Esto representa un flujo de ingresos íntegro para la revista, y cuando se hace bien, aporta gran valor para sus lectores. De hecho, la mayoría de las publicaciones se apoyan en su equipo editorial para decidir qué marcas mencionar en su contenido.

Hoy en día, los influencers digitales también han asumido el desafío de monetizar su contenido a través de la publicidad nativa, y toman todas las decisiones al seleccionar las marcas, productos y experiencias que desean compartir con su público.

"En el pasado, la única forma lógica de pagar por la publicidad, bien fuera la promoción de una celebridad o un anuncio nativo publicado en una revista, era negociar una tarifa plana. Pero eso fue antes del mundo de las herramientas digitales, donde los resultados del marketing se pueden medir fácilmente".

En el pasado, la única forma lógica de pagar por la publicidad, bien fuera la promoción de una celebridad o un anuncio nativo publicado en una revista, era negociar una tarifa plana. Pero eso fue antes del mundo de las herramientas digitales, donde los resultados del marketing se pueden medir fácilmente. Con los medios digitales, los editores de contenido y los anunciantes pueden determinar exactamente qué tan efectivos son sus medios, hasta el nivel de conocer qué cliente proviene de qué fuente, qué día y a qué hora.

Con estos datos, un anunciante puede tomar decisiones para sacarle el mayor provecho a su gasto de marketing. Por ejemplo, pueden identificar el editor que refirió a la mayoría de los clientes, los ingresos por ventas más altos y los clientes más leales que volvieron a la marca nuevamente. Asimismo, pueden seleccionar la fuente de referencia en función de lo que impulsará el mayor rendimiento de su inversión en publicidad. Es por eso que los editores deben estar armados con sus propios datos de rendimiento y preparados para explorar múltiples formatos de monetización, y ser capaces de describir claramente su valor para el anunciante.

"Es por eso que los editores deben estar armados con sus propios datos de rendimiento y preparados para explorar múltiples formatos de monetización, y ser capaces de describir claramente su valor para el anunciante".

Con los medios digitales, los editores tienen más de una opción cuando se trata de monetizar su contenido, y los anunciantes tienen la capacidad de medir su valor. Hay muchas maneras de aprovechar esto para promover los intereses del creador de contenido, del anunciante y del cliente.

3 principales errores de monetización que cometen los influencers

influencers_monetización_contenido

Para ser un profesional de la industria, necesitas saber cómo diferenciarte del resto. Con más personas que monetizan su contenido, la competencia por la atención de una marca sigue en ascenso. Para ganar el corazón y el dinero de las marcas en los medios, te presentamos tres de los errores más comunes que debes evitar.

1. Kits de medios y métricas de vanidad

Muchos creadores de contenido, específicamente aquellos que se refieren a sí mismos como influencers, tendrán lo que se llama un kit de medios, pero la mayoría no cumplen con las expectativas.

Un kit de medios es una instantánea de lo que el creador tiene para ofrecer a la marca. Se supone que ayudan al anunciante a comprender la oportunidad de asociarse, pero la mayoría no incluye la información que los anunciantes realmente necesitan entender para invertir en la asociación.

Un kit de medios típico debe incluir métricas que dibujen una imagen del valor de los editores. El problema es que estos datos se centran en lo que los publicistas digitales denominan métricas de vanidad.

Las métricas de vanidad son cosas como la cantidad promedio de  “me gusta” en una publicación, los niveles promedio de interacción, el número de seguidores, de lectores o de impresiones del blog, y las visitas a la página. Si bien estos datos pueden ayudar a un creador a comprender su posición en la industria, un anunciante solo necesita saber qué tan bien se desempeñará su gasto en medios, con base en datos cualitativos y cuantitativos.

Cuando un creador de contenido no expresa claramente los calificadores que el anunciante debe conocer para estimar las medidas de su inversión, limita el potencial de su negocio.

Los anunciantes quieren ver datos como:

  • Tasa de clics promedio
  • Tasa de conversión promedio
  • Datos demográficos del público
  • Datos de comportamiento, tales como los intereses del público y otras afinidades de la marca

También es importante comprender las necesidades de la audiencia, sus problemas, desafíos y las soluciones que mejorarían su vida; ya sea que se trate de su día a día, su negocio, su carrera o sus próximas vacaciones. Los anunciantes desean ver información sobre el tipo de marcas y empresas a las que un público responderá mejor. Ese nivel de análisis los ayuda a comprender una audiencia, su sinergia con la marca y si existe una alineación sólida para la asociación.

"En última instancia, el anunciante está buscando una métrica clave: retorno del gasto publicitario”.

En última instancia, el anunciante está buscando una métrica clave: retorno del gasto publicitario”. Esto no es algo que los creadores de contenido puedan discernir sin una línea abierta de comunicación con el anunciante con el que se asocian, pero le ayudará a mantenerse competitivo entre aquellos que no manejen este tipo de datos.

Las asociaciones se basan en un marco de dar y recibir, y es importante que ambas partes sean responsables de los resultados, por lo que compartir información valiosa antes de la campaña y posteriormente conducirá a obtener mejores resultados.

Para desarrollar una asociación lucrativa a largo plazo es fundamental comprender lo que el anunciante esperar obtener del intercambio. Las marcas tienen otras metas más allá de las ventas, y los creadores de contenido pueden brindar valor de más de una forma. Los editores pueden aprovechar las métricas para mostrar a la marca el valor que obtendrá a cambio, como cuántos seguidores en promedio se convierten en seguidores de la marca como resultado de la promoción, cuántas veces se compartió el contenido de la marca y cuántas personas se han registrado en el boletín de la marca.

Comprender cómo el público interactúa con la marca es fundamental, no solo para crear asociaciones a largo plazo, sino también para ganar al próximo cliente. Incluir este nivel de datos en un kit de medios es determinante, así que enfócate menos en las métricas de vanidad y más en los beneficios que la marca puede esperar obtener al asociarse contigo.

También podría gustarte: Métricas que te permitirán conocer el rendimiento de tu contenido

2. Definirte como un “influencer"

El segundo error que cometen los creadores de contenido es definirse a sí mismos como "influencers", “marketers de afiliados" o cualquier cosa parecida. Es cierto que “influencer” suena más moderno que “creador de contenido que tiene una gran audiencia y monetiza el contenido publicado en nombre de las marcas”, pero este término tiene la connotación de que el editor solo está abierto a un modelo de monetización en particular, y eso puede ser increíblemente limitante para las marcas, lo que las disuade de asociarse por completo.

En contraste, un “marketer de afiliados” tiene un estigma asociado a la palabra del que muchos simplemente no pueden deshacerse. No tiene el mismo impacto, e implica que el afiliado está menos centrado en la entrega de contenido y más centrado en los métodos de promoción, como el marketing de medios pagado.

Actualmente el marketing de afiliados como canal de marketing es muy buscado, lucrativo y tiene impacto para una marca. Pero ese no fue siempre el caso, y desafortunadamente el título tiene algunas connotaciones negativas en las mentes de aquellos que no entienden su plena naturaleza. Por esa razón, referirte a ti mismo como afiliado puede indicar a los anunciantes que tu contenido no es tan valioso como el de un influencer.

Diferencia entre influencer y afiliado.

Para aclarar el punto, un influencer generalmente cobra una tarifa plana por su contenido, y normalmente es contratado por un anunciante con el objetivo de crear conciencia de marca. Esto hace que el tipo de contenido sea más del tipo “parte superior del embudo” y tenga menos incidencia en el resultado comercial.

Al igual que los endosos de celebridades, esta promoción no pretende generar ventas incrementales directas, sino que su propósito es crear conciencia de marca y un sentimiento positivo a largo plazo.

Por el contrario, un marketer de afiliados generalmente monetiza su contenido a través de un modelo de resultados, lo que significa que se le compensa con una tasa de comisión acordada por las ventas, clientes potenciales o descargas que refieren a un anunciante. Esto tiende a centrarse más en el marketing de "embudo inferior", donde se alienta al editor a cerrar el trato. La belleza de este modelo es que su enlace de seguimiento único ayuda a los anunciantes a determinar su valor preciso y, con el tiempo, la relación entre las dos partes puede convertirse en una altamente rentable.

"A las marcas no les importa si eres un influencer, un marketer de afiliados, un embajador de marca o algo intermedio. Lo que importa es que si informas, educas, capacitas o inspiras a una audiencia, eres valioso para una marca".

Aquí está el gran secreto: a nadie le importa cuál eres. Cómo te definas a ti mismo depende de ti. Pero lo que ambos modelos representan es simplemente un método de monetización de contenido. A las marcas no les importa si eres un influencer, un marketer de afiliados, un embajador de marca o algo intermedio. Lo que importa es que si informas, educas, capacitas o inspiras a una audiencia, eres valioso para una marca, y es probable que inviertan en ti, si te armas con los datos correctos para mostrarles cuál sería su retorno del gasto publicitario.

Lo que nos lleva al error más grande de todos.

3. Limitarse a un solo modelo de monetización de contenido

Independientemente de cómo elijas definir tu profesión, hay varios modelos diferentes en los que las asociaciones con marcas pueden rendir frutos. Todo lo que un anunciante realmente quiere saber es si lograrán sus objetivos invirtiendo en un creador de contenido. ¿Cumplirá esta inversión con sus objetivos de marketing definidos? ¿Recibirán nuevos clientes, mayores ventas, nuevas suscripciones o descargas de aplicaciones? Y, en última instancia, ya sea a corto o largo plazo, ¿superarán las ventas el costo del creador de contenido?

Con un modelo de marketing de resultados, los anunciantes solo pagan por el valor directo que reciben a cambio. Con las publicaciones patrocinadas, los anunciantes pagan por la creación de contenido sin saber cuál será el valor de retorno. Además, para una marca es mucho más difícil monitorear el valor de las publicaciones patrocinadas porque, por lo general, no incluyen enlaces que dirijan a la página de productos de la marca.

Las marcas están empezando a pedir más de los influencers. Aunque la industria permanece en una fase en la que las tarifas planas son una práctica de compensación común, los anunciantes recurren cada vez más a modelos de afiliación donde los editores reciben una compensación solo cuando se logra la acción deseada por las marcas. La responsabilidad y el bajo riesgo de un modelo de resultados pueden ser beneficiosos para ambas partes.

Entonces, ¿por qué a la mayoría de los influencers les cuesta adoptar un modelo de comisión basado en los resultados?

  1. Las publicaciones patrocinadas siguen siendo la norma, especialmente en plataformas en las que es difícil incluir enlaces (como Instagram).
  2. Las tarifas planas son predecibles y más cómodas para los editores que no están familiarizados con otros modelos. Desde el principio saben lo que ganarán.
  3. No saben cuánto ganarán en comisiones por la publicación, porque no conocen sus métricas de resultados o los datos del público.
  4. El desarrollo del contenido requiere tiempo, y en muchos casos dinero. Es más fácil justificar el desarrollo de contenido de alta calidad cuando las expectativas de ingresos son muy claras.

Entonces, ¿cómo debes monetizar?

El poder de la asociación

Trabajar con las marcas como si fueran socios, en lugar de una mera transacción comercial, rendirá sus frutos. En este sentido, identifica lo que ambos necesitan obtener de la relación y lleguen a un modelo de negocio que les proporcione a ambos el mayor grado de éxito posible.

No es necesariamente una cuestión de elegir un modelo de monetización u otro, sino de estar abiertos a ambos, o considerar las ventajas de un modelo híbrido. Los modelos híbridos permitirán una inversión inicial de la marca, donde tus esfuerzos se compensarán por adelantado.

Esta inversión inicial será menor que el total de la tarifa plana típica de una publicación patrocinada, porque la compensación restante será por comisión. Eso significa que también puedes obtener los beneficios de la monetización del contenido a largo plazo, donde el cielo es el límite sobre cuánto genera tu contenido. La decisión radica en tus datos, los objetivos de las marcas y la solidez de su asociación.

Si estás publicando contenido, puedes ganar dinero

publicar_monetización_contenido

Como creador de contenido, puedes monetizar mejor tu contenido al comprender tus métricas. No prestes demasiada atención a las métricas de vanidad (cantidad de seguidores, me gusta, impresiones, etc.), sino más bien, comprende cómo ofrecer valor a la marca que promueves. Si aún no cuentas con métricas sólidas, analiza los beneficios cualitativos de tu audiencia, sus características, su propensión a visitar las marcas que compartes con ellos y el tipo de contenido que les gusta ver.

Independientemente de cómo te definas, ya sea como influencer, afiliado o creador de contenido, si estás publicando contenido, puedes ganar dinero. Las grandes asociaciones se basan en ofrecer una experiencia sólida. Eso significa considerar el valor que estás creando para tu público, mientras entiendes cómo puede cumplir los objetivos de la marca que estás promoviendo. Depende de ti y de la marca definir la mejor manera de monetizar, y la única manera de hacerlo bien es comprender a tu audiencia, con datos de rendimiento y comportamiento listos para compartir.

¿Tu contenido educa y capacita a los emprendedores? ¡Únete al programa de marketing de afiliados de Shopify!


Publicado por Pablo Golán, editor en jefe del blog de Shopify en español y responsable de marketing de contenidos y localización para España y Latinoamérica. Texto original de Laura Andersen. Traducción a cargo de Gabriela Agüero.

 

Mapa de categorias: