Los empleos que prepararon a estos 10 empresarios para el éxito

Los empleos que prepararon a estos 10 empresarios para el éxito
feature

Son las 4:30 PM. Tu jornada finaliza a las 5, pero ya terminaste tus tareas del día. Es momento de soñar despierto: ¿cómo sería ser tu propio jefe? Imaginas gestionar un negocio o emprender uno relacionado con alguna afición. Es una buena forma de matar esos 30 minutos.

¡El sueño imposible! Pero, pregúntate ¿realmente es imposible?

La mayoría de los emprendedores que conozco no fueron a la escuela de negocios o se hacen cargo de la empresa familiar. No tenían ningún entrenamiento formal o mentor ayudándolos. Los propietarios de pequeñas empresas provienen de diferentes perfiles, ventas minoritas, escuela de derecho o de la industria de la televisión. Perfiles no convencionales de personas que hacen malabares con acciones de marketing, servicio al cliente, diseño y envío, ¿cierto? Tal vez no.

¿Cuál es el perfil de un emprendedor?, ¿qué habilidades son necesarias?, ¿valentía, orientación, iniciativa o un don para los negocios? Es una mezcla, en parte aprendida y parte innata. Estas personas toman diferentes roles, la mayor parte busca conocimientos a través de la experiencia y cosas que aprendieron de trabajos anteriores.

¿Puede tu trabajo actual ayudarte a poner en marcha tu trabajo soñado? Considera lo siguiente:

  • ¿La empresa tiene un programa para subsidiar el costo de talleres educativos, cursos o conferencias?
  • ¿Puedes identificar a alguien como mentor potencial dentro de la organización?
  • ¿Qué otras habilidades puedes aprender y qué recursos están disponibles para ti?

Hablé con 10 comerciantes de Shopify que comenzaron sus carreras como apicultores, modelos y banqueros. Sus curriculums podrían no parecerte relevantes, pero estos emprendedores exitosos todos los días toman algo de su experiencia en empleos pasados.

Estos son 10 empleos que construyeron su formación empresarial:

 1. Antigua profesión: cuidador de un zoológico

Habilidades empresariales adquiridas: multitarea, malabares con horarios irregulares y servicio al cliente.

“He trabajado con muchos animales, pero también es importante proporcionar educación y conocer a los visitantes, obtuve muchas de mis habilidades de servicio al cliente y experiencia en esta profesión. Aprendí cómo hacer que los clientes quedaran satisfechos con el compromiso (“no, de verdad no puedes acariciar a esta ave; pero te puedo regalar esta pluma de pavo real para que la lleves”). Creo que tener el trabajo con horarios y requerimientos raros me ayudó a prepararme para lo que soy ahora. En el zoológico, estaba de pie haciendo diferentes tareas, nunca dos días fueron iguales. Es natural para mí hacer malabares con múltiples tareas a la vez. Mi estilo de vida actual también es un trabajo muy activo, no es el típico de 9 a 5 porque no es algo con lo que me sienta cómoda. No creo que pueda sentarme frente a un escritorio o computadora todo el día, todos los días”.

– Taylor Scarboro, dueña de Sugar & Succulents

Taylor Scarboro, emprendedora de éxito

2. Antigua profesión: trabajador de casos, desarrollo social

Habilidades empresariales adquiridas: escuchar, servicio/atención al cliente, versatilidad y resolución de problemas.

“Mi trabajo consistía en encontrar una solución para los problemas de las personas y en ocasiones se trataba de situaciones de vida o muerte. Debía pensar rápido bajo presión mientras proporcionada el mejor servicio al cliente. Mi tiempo en la consejería fue el mayor campo de entrenamiento para mí, pues nunca he tenido ningún tipo de educación formal en los negocios.

Soy capaz de aplicar todo lo que aprendí en mi vida dentro de los negocios: pasar más tiempo escuchando que hablando. En los negocios, si no estás escuchando al cliente, estás dejando una gran cantidad de negocios sobre la mesa y no hay espacio para crecer y mejorar. La amabilidad y la compasión, posiblemente pienses que no tienen nada que ver con el negocio, pero creo firmemente que deben ser imprescindibles en todas las culturas empresariales.

Al final del día, sin la gente, los negocios no son nada, no somos nada. Tienes que ser capaz de entender a tu cliente desde su perspectiva, no es necesario llegar a un acuerdo, pero sin importar qué necesita debes tratar de ser amable y mostrar compasión. No te asustes de probar cosas nuevas, en mi antiguo trabajo, las cosas nunca fueron blanco o negro, por lo que me vi obligado a pensar de forma diferente para resolver problemas.

En el mundo de los negocios tendrás que salir de tu zona de confort y hacer cosas que no has hecho antes. Sí, puede asustar, pero nunca sabrás que puedes lograr si no lo intentas”.

– Gustavia Lui, dueño de Staavias

Al final del día, sin la gente, los negocios son nada, somos nada.

3. Antigua profesión: ajustador de reclamaciones de seguros

Habilidades empresariales adquiridas: organización y paciencia.

“Trabajar como ajustador de reclamaciones puede ser estresante en un situación catastrófica. Para todo el mundo lo más importante es la gente que ha sido afectada por un huracán, inundación u otro desastre natural. Estás ahí para cuidar de ellos. La paciencia y la organización son claves, mientras ayudas a alguien a tener su vida de regreso”.

– Barcus Patty, dueño de Thrice

4. Antigua profesión: modelo

Habilidades empresariales adquiridas: fotografía, estilo y marketing.

“La forma en la que las personas deberían iniciar un negocio es mirando su vida y preguntándose ¿cuáles son las herramientas que he recibido que nadie más tiene y que, si se suman a una estrategia, me harían ganar? Modelé para Ford Models y debido a eso sé cómo llevar a cabo un casting y una sesión de fotos. Sé qué ropa puede verse bien en alguien y esa es la versión del marketing online de la moda”.

– Leanne Mai-ly Hilgart, fundadora, presidenta y directora creativa de Vaute

La forma en la que las personas deberían iniciar un negocio es mirando su vida y preguntándose ¿cuáles son las herramientas que he recibido que nadie más tiene y que, si se suman a una estrategia, me harían ganar?

Leanne emprendera

5. Antigua profesión: gerente de desarrollo empresarial de la industria alimenticia

Habilidades empresariales adquiridas: curación, experiencia de usuario y branding.

“Al trabajar en el sector de tecnología de alimentos mi papel era identificar los socios claves que pudieran construir una marca, luego ofrecerles nuestras aplicaciones, dispuestas a promover a nuestros clientes. Me di cuenta de la importancia de la curación. La importancia de presentar a los clientes los mejores productos de una industria y que las marcas puede afectar la experiencia de usuario para bien o para mal. Con mis nuevas habilidades de curación y mi experiencia previa con las marcas llegué a ponerme en contacto con diseñadores, quería tener un sitio web en diciembre así que pasaron a ser de 15 a 50 diseñadores en dos meses.

Diría que soy como la mayoría de los propietarios de negocios jóvenes, en esencia, deseo que todo funcione ahora, pero, a través del trabajo con startups, he aprendido que lo mejor es empezar lento, solucionar problemas operativos, impulsar, arreglar y luego presionar.

Un pequeño consejo de emprendimiento que me dieron cuando decidí dejar mi trabajo fue que debes enfocarte en conseguir que las personas amen tu marca, es algo que se me quedó y siempre estoy tratando lograr esa conversación con nuestros clientes. Me ayuda a comprender realmente lo que son, pero, lo más importante, cómo llegan a entender qué hacemos y por qué”.

– Lewis Phillips, dueño de The Pommier

6. Antigua profesión: apicultor /startups de tecnología

Habilidades empresariales adquiridas: paciencia y perseverancia.

“He trabajado con abejas desde el 2005 como pasatiempo y antídoto para el estrés de estar ejecutando varias compañías startups. Alrededor del 2008 mi esposa y yo empezamos a experimentar en nuestra cocina con la fabricación de labiales y cremas para las manos usando la miel, cera y propóleos de nuestras abejas. La principal lección que aprendí de mi vida anterior (y posiblemente de las abejas) fue paciencia y, probablemente, terquedad. Sabía que había un mercado para nuestros productos y una gran respuesta de nuestros clientes nos mantuvo a pesar de que el negocio no era rentable, en ocasiones pienso en la delgada línea entre la terquedad y la estupidez, pero siempre habrá momentos en los que simplemente quieres renunciar y alejarte.

Nada viene fácil, si te mantienes el tiempo suficiente y el producto es "correcto", es muy probable que tengas éxito”.

– Simon Cavill, fundador de Bee Good Skincare

Emprendedores de éxito: Simon Cavill

7. Antigua profesión: gerente de marca, sector salud / gestor de cuentas, sector bancario

Habilidades empresariales adquiridas: branding, networking, negociación y comunicación.

“Me ayudó trabajar en dos sectores muy diferentes (bancario y salud) y en diferentes papeles (finanzas y marketing). Para ejecutar un pequeño negocio necesitas saber un poco de todo. También es necesario entender cómo las diferentes partes del negocio trabajan juntas. Constantemente me baso en experiencias que he tenido en mis roles anteriores, pues a pesar de que las industrias eran diferentes de los productos para mascotas, los fundamentos son similares.

Las clases de contabilidad y mi carrera previa en bancos han sido muy valiosas para enseñarme cómo predecir, crear presupuestos, determinar precios y ejecutar escenarios. Tienes que saber qué está impulsando las ventas, costos y márgenes con el fin de construir una estrategia de negocio y optimizar tu negocio”.

– Diane Danforth, dueño de Pawdentify

Para ejecutar un pequeño negocio, necesitas saber un poco de todo. Constantemente me baso en experiencias que he tenido en mis roles anteriores.

8. Antigua profesión: decoradora de sets, industria cinematográfica

Habilidades empresariales adquiridas: abastecimiento, curación y networking.

“Mi trabajo en ese entonces tenía recursos de cosas muy específicas para las películas. Decían 'Necesitamos un sofá amarillo' y debía ir a todas partes para encontrar algo. Todo mi trabajo consistía en familiarizarme con la ciudad y todos los rincones, todos los lugares. Empecé a conocer qué había en todas las tiendas. Tengo muy buena memoria visual debido a eso, la cual me es muy útil ahora. Como estaba haciendo ese trabajo, construía mis recursos para la película, pero también estaba encontrando cosas interesantes que usaba en mi vida. Dije: quiero salir de la película, quiero usar las habilidades que he adquirido para de tomar las mejores opciones y crear algo coherente, bello y útil”.

– Sophia Pierro, dueña de Present Day Gifts

9. Antigua profesión: Radiodifusión

Habilidades empresariales adquiridas: redacción, fotografía, estrategia y creación de objetivos.

“Por 10 años había trabajado para una importante emisora de televisión, como editor de noticias y documentales, narrador y lector de noticias ocasionalmente. Mi formación en la planificación estratégica me ayudó a visualizar el panorama general, identificar metas y los pasos necesarios para llegar allí (y cambiar de marcha si es necesario). Dejamos el empleo regular de 9 a 5 hace algún tiempo y tenemos uno decente como freelancers, por lo que nuestra forma de pensar es muy empresarial. La experiencia redactando para televisión me ha ayudado a aprender cómo escribir historias concisas y convincentes; y a encontrar las imágenes correctas para ilustrarlas. Es muy útil cuando escribo en blogs y catálogos. Me hice una mejor pensadora visual. Y me enseñó que siempre es necesario ver lo que estoy creando a través de los ojos de la audiencia”.

– Virginia Sorrells, cofundadora de Ajimi Ichiba

Mi formación en la planificación estratégica me ayudó a visualizar el panorama general, identificar metas y los pasos necesarios para llegar allí.

10. Antigua profesión: agente de bienes raíces

Habilidades empresariales adquiridas: negociación rápida.

“El negocio de bienes raíces en Manhattan asesino era un campo asombrosamente rápido en cuestiones de negociación y manteniendo el enfoque en el objetivo final para ponerlos juntos y hacer una oferta final. Estas habilidades han llegado a ser muy prácticas con proveedores, vendedores y diseñadores, en especial con una startup con poco capital. Gestionar las diferentes personalidades y afinar situaciones para cerrar tratos, son cosas que entran en juego diariamente en Hamptons Glow”.

– Rachel Thompson, dueña de Hamptons Glow.

No tienes idea de cómo gestionar un negocio ¿cierto? Probablemente sí.  Sin darte cuenta, tu carrera te proporciona las habilidades para comenzar por tu cuenta.

Si no estás por renunciar a tu empleo por el momento, todavía puedes sacar provecho y aprender.

Si ya eres emprendedor, ¿qué hiciste antes de que fueras un empresario? Comparte tu historia en los comentarios.

¿Tienes preguntas sobre el funcionamiento de Shopify?

Escríbele un correo electrónico a nuestro equipo de Soporte Técnico, y ellos responderán en español a la brevedad posible.

soporte@shopify.com


Autor Shopify style=

Sobre el autor

Dayna Winter es escritora en Shopify. Sigue a más perros que humanos en Instagram y no es pelirroja de nacimiento.

Temas:

Deja comentario ...

Empieza tu periodo de prueba de 14 días gratis con Shopify