Formas de conseguir enlaces con White Hat

Formas de conseguir enlaces con White Hat

Ya hemos hablado en alguna ocasión de la importancia que tiene para tu tienda online en Shopify el hecho de contar con un buen SEO. Y, para tener un buen SEO, necesitas conseguir enlaces potentes.

En esta ocasión, te traemos algunas formas White Hat de conseguir dichos enlaces y, de esta forma, lograr que aumente la autoridad de tu web, con lo que Google la mirará con buenos ojos y subirá sus posiciones.

Ten en cuenta, no obstante, que un buen SEO no consiste únicamente en los enlaces. Esta es solo una parte (importante) de cualquier estrategia SEO, pero tienes que contemplar muchos otros aspectos.

 

Primera: Buscar webs para hacer guest posting

La primera técnica que puedes utilizar para conseguir enlaces de calidad con White Hat, es la del Guest Posting. El Guest Posting consiste, esencialmente, en crear un post para colocar en otro sitio web, y que ese post tenga un enlace hacia tu web.

¿Por qué le interesa a la otra persona publicar un post con un enlace hacia tu web? En general, porque son webs que están interesadas en tener nuevos contenidos, y ya tienen suficiente autoridad, por lo que no les preocupa tener enlaces salientes.

La pregunta, en este punto, es cómo encontrar páginas para hacer Guest Posting. Existen multitud de técnicas para localizar este tipo de webs, pero aquí te voy a comentar solo tres de las más importantes:

  1. Buscar en Google: La primera consiste, simplemente, en buscar en Google. Puedes complicar un poco más el proceso utilizando comandos de Google, pero, inicialmente, debería ser suficiente con que busques algo así como “Envíanos tu artículo”, “Escribe en nuestro blog”, y similares.
    De esta forma, estarás encontrando muchos blogs que permiten enviar artículos. A través de los comandos de Google puedes encontrar webs de ese tipo, pero que sean de tu temática. Por ejemplo, si en tu tienda online de Shopify vendes lámparas, puedes utilizar el comando “intitle” de Google, para encontrar webs que hablan de “Decoración”, “iluminación”, etc.
  2. Búsqueda inversa de fotografías: La búsqueda inversa de fotografías también funciona muy bien. Existen plugins que toman la fotografía de Google+ para crear la caja de autor en un blog, y, por lo tanto, de sus posts de invitados. Pero, incluso aunque no se utilicen estos plugins, los autores invitados siempre suelen utilizar la misma fotografía, para mantener la imagen de marca (personal, en este caso).
    ¿Cómo puedes beneficiarte de esto? Fácil: Solo tienes que buscar aquellos blogs donde se escriben posts de invitado, y seleccionar las fotos de los autores invitados. Después, haces una búsqueda por imagen en Google, y te arrojará diferentes blogs donde esa persona escribe. Esos blogs, seguramente, acepten posts invitados.
  3. Preguntar a influencers: Por último, hay una opción que es de lo más interesante. Consiste en entender que los grandes influencers, en general, escriben, también, en otras webs, además de las propias.
    Lo único que tienes que hacer es enviar un email a esos influencers y decirles algo como “He devorado el contenido de tu blog y me he quedado con ganas de más, ¿escribes en algún otro sitio?”. Si haces esto con unos cuantos influencers, encontrarás muchos blogs que están abiertos a que otras personas escriban en ellos.

 

Segunda: Analizar el perfil de enlaces de la competencia

Esta técnica es bastante sencilla y más conocida que alguna de las técnicas que te he mostrado anteriormente, pero no por ello tenemos que olvidarnos de ella. Se trata de revisar el perfil de enlaces de nuestra competencia, y copiarlo.

Para ello, tendrás que utilizar Ahrefs, una herramienta muy popular en el mundo del SEO y que, aunque es un poco cara, ofrece una información tan valiosa que es un pecado no utilizarla.

Lo único que tienes que hacer es una simple revisión de la web de tu competencia, e ir comprobando qué enlaces de buena calidad tienen (evidentemente, no te interesa copiar los malos).

Puedes tomar como referencia 10 o 12 webs de tu competencia, empezando por la más potente y bajando hasta las menos importantes, e ir descargando las tablas que te ofrece Ahrefs para, después, abrirlas en Excel.

Una vez allí, puedes coger las tablas que has descargado, pegarlas en una sola para que sea más cómodo de manejar, y eliminar aquellos enlaces que no sean de buena calidad, contando solo con los buenos enlaces.

Después, tienes que comprobar qué tipo de enlace es. ¿Es una reseña, un enlace de PBN, un enlace natural, un guest post o un enlace comprado? Si tienes un poco de conocimiento de SEO, te resultará fácil identificarlos (y, si no, te enterarás en el siguiente paso).

Cuando hayas eliminado los enlaces que creas que tú no puedes conseguir (por ejemplo, porque sean de PBN), puedes pasar a visitar esas webs e ir tomando los emails de cada una de ellas.

Después, envías un email educado, en el que, sutilmente, preguntes por cómo consiguió el enlace, y si habría posibilidad de que tú también recibieras uno.

A partir de ahí, depende de tus habilidades de persuasión el hecho de que consigas o no el enlace en cuestión.

 

Tercera: Revisar webs para encontrar enlaces rotos

Una tercera técnica que puedes utilizar es la de revisar enlaces rotos en las webs donde quieras colocar el enlace.

Esta técnica es muy potente y puede utilizarse de dos formas distintas a partir de un mismo proceso. Antes de explicar las técnicas en sí mismas, vamos a explicar cuál es el proceso a partir del cual podrás conseguir los enlaces.

Esencialmente, lo que tienes que hacer es utilizar Screaming Frog o alguna herramienta parecida (hay algunas otras que permiten hacer el mismo trabajo) para buscar enlaces rotos en una web.

Lo que debes hacer es analizar la web donde quieres el enlace, y comprobar qué enlaces salientes dan errores 404. Después, limpias la tabla de Excel que conseguirás para quedarte solo con esos enlaces rotos, y los revisas uno a uno.

Y, a partir de aquí, puedes sacar provecho de dos formas:

  1. Primera forma: Esta primera forma es la más recomendable. En el caso de que no puedas aplicarla, entonces, puedes pasar a la segunda. Lo que debes hacer es buscar aquellos enlaces salientes que sean de un artículo o algo parecido (no te interesan enlaces que tú no vas a poder reproducir).

Después, generas un contenido parecido al que, previsiblemente, enlazaba dicho enlace (podrás intuirlo por la temática del texto de origen y el anchor del enlace), y envías un correo electrónico al dueño de la otra web diciéndole algo así como “he visto que enlazabas a X web para Y contenido, pero que esa web no está activa. Si quieres, puedes enlazarme a mí, que tengo un contenido parecido”.

  1. Segunda forma: En el caso de que revises su web y no encuentres ningún enlace roto que puedas aprovechar tú mediante la técnica anterior, siempre te queda el recurso de enviar la lista de los enlaces rotos y decirle que esos enlaces rotos afectan negativamente a la experiencia de usuario.

Después, puedes pedirle amablemente que te permita escribir un post en su blog con un enlace. Esta técnica tiene una tasa de conversión algo menor que la anterior, pero ya que tienes la información de los enlaces rotos, puedes aprovecharla.

 construir enlaces SEO

Cuarta: Ofrecer productos para reviews

Esta técnica no puede hacerla cualquier tipo de web, pero tú, con tu tienda online en Shopify, sí que puedes aprovecharla. Y no solo para conseguir enlaces, sino también para conseguir publicidad en otras plataformas, como YouTube.

Como bien sabes, existe todo un mercado que se dedica a hacer reviews, análisis y comparativas de productos, y tú eres una tienda online, así que… ¡Blanco y en botella!

Lo que deberías hacer es buscar aquellos sitios web que realicen este tipo de contenidos relacionados con tu temática. Por ejemplo, si vendes tazas, puedes enviar un juego a alguno de estos bloggers (o youtubers), y que hagan una pequeña review.

Ellos, en general, serán “pagados” con esos regalos, y tú, a cambio, recibirás su publicidad y un buen enlace desde sus sitios web. En el caso de la review desde YouTube, no recibirás el enlace (bueno, lo recibirás, pero será nofollow), pero sí la publicidad y el tráfico.

Lo que debes tener en cuenta en este punto, es que vas a exponerte a una gran cantidad de gente, y, en principio, va a ser medianamente “natural”. Es decir, la gente creerá que el blogger ha comprado tu producto (salvo que diga lo contrario).

En este sentido, tienes que aprovechar para mostrar lo mejor de tu empresa.

Deberías enviar un packaging especialmente bueno, una presentación que enamore. De esta forma, la primera parte del análisis, la del unboxing, dejará buen sabor de boca al blogger, y todo su posterior contenido estará influenciado por esa primera impresión.

Recuerda que somos superficiales, y lo primero que vemos nos afecta para nuestros posteriores análisis, por mucho que queramos ser objetivos.

Y ten en cuenta, por supuesto, que no te interesa conseguir un enlace si, a cambio, tienes una opinión negativa en las redes. Esta técnica tienes que utilizarla si crees que vas a poder conseguir una buena crítica por parte del blogger o del youtuber.

 

Quinta: Sorteos

Los sorteos son otra buena técnica que puedes utilizar para conseguir enlaces de algo menos de calidad, pero que te ayudarán a conseguir una mayor cantidad de enlaces igualmente naturales.Por ejemplo, puedes proponer el sorteo de varios de tus productos para aquellas personas que escriban un post en sus blogs hablando de lo que más les gusta de tu tienda online en Shopify, de las ventajas de tus productos, etc.

Para que no parezca muy evidente que estás “comprando” sus enlaces, puedes ampliar el concurso a las redes sociales, que también darán señales positivas a Google (ya sabes, en el SEO, todo cuenta).

Posteriormente, puedes sortear los productos entre los participantes, o dárselos a aquellos que mejores contenidos con enlace hayan generado. Eso ya es algo a tu elección.

La ventaja de esta técnica, por supuesto, es que consigue muchos más enlaces y mucho más movimiento en las redes sociales. La desventaja es que no son enlaces tan potentes.

No obstante, como solo vas a dar unos pocos premios, el movimiento que puedes generar puede compensar con creces el esfuerzo y el gasto que realices.

 

Sexta: Utilizar un Marketplace de enlaces

Otra forma de conseguir enlaces es utilizando un Marketplace de enlaces. Esta forma es un poco más profesional y, en general, implica poner algo más de dinero sobre la mesa. Pero también es más cómoda y, en muchos casos, más efectiva.

Un Marketplace de enlaces no es más que una plataforma web en la que algunas personas colocan sus webs (normalmente, tras pasar un “examen” por los dueños de la plataforma, para que solo haya buenas webs), para que los interesados compren enlaces.

Puesto que no te interesa conseguir un enlace de una web que tenga muchos enlaces salientes, te convendría aprender un poco acerca de qué tipo de métricas son importantes para que el enlace que consigas sea bueno. Pero, una vez lo tengas claro, esta es una buena opción.

Además, existen Marketplaces de enlaces que no se centran en webs “normales”, como blogs o este tipo de portales, sino que permiten comprar enlaces directamente en diarios digitales de gran prestigio.

Evidentemente, un enlace en esos diarios digitales no estará en la portada, pero son enlaces lo suficientemente potentes como para que consigas una buena cantidad de tráfico y un empujón en las SERPs.

 

Como puedes ver, con estas formas de conseguir enlaces con White Hat, podrás conseguir una buena cantidad de enlaces de buena calidad, y sin correr el riesgo de que Google te penalice por haberlos obtenido de una forma poco adecuada.

Son técnicas sencillas, pero que conviene conocer, porque, si tu competencia no las conoce, puedes utilizarlas para pasar por encima de ella sin ningún tipo de dificultad. ¡Así que empieza a crear enlaces con estas técnicas desde ya!

Deja comentario ...

Empieza tu periodo de prueba de 14 días gratis con Shopify