Cómo usar los anuncios de Facebook en tu ecommerce

Cómo usar los anuncios de Facebook en tu ecommerce

Anuncio

¿Creaste un buen sitio de comercio electrónico? ¿Cuidaste cada detalle técnico y de funcionamiento? ¿Estableciste un excelente servicio de soporte, y un sistema eficiente para gestionar los aspectos relacionados con la logística y los envíos? Muy bien.

Lástima que todo eso pueda resultar insuficiente para conducirte al éxito que tanto anhelas, pues la existencia de un ecommerce solamente se justifica si vende. Y para que efectivamente pueda transformarse en una indetenible maquinaria de ventas, no solamente debes garantizar el buen engranaje de los elementos que resumimos brevemente en la introducción, sino que también debes promover tus servicios en los mejores canales, es decir, aquellos que te podrán garantizar el mejor, más constante y mejor calificado flujo de clientes potenciales.

En este sentido, no puede dejarse de prestar atención específica a Facebook, que a través de sus Anuncios de Facebook permite que millones de empresas día tras día promuevan sus productos y servicios online. ¿Sabes de verdad cómo funciona?

¿Por qué invertir en publicidad en Facebook?

Existen una gran cantidad de razones que te deberían inducir a considerar Facebook como tu nuevo aliado en materia promocional. A continuación, intentaremos resumir las principales:

  • Elaboración de perfiles: Facebook te permite realizar campañas promocionales basadas en gran medida en la elaboración de perfiles, lo cual permite alcanzar públicos objetivo específicos con mayor precisión de la que se lograría si se recurriera a otras opciones menos efectivas. En consecuencia, puedes llegar en pocos instantes a miles (e incluso millones) de clientes potenciales, seleccionados con base en sus intereses, en su comportamiento online, de su rango de edad, de su lugar de residencia, entre otros aspectos relevantes.
  • Interacción con el ecommerce: a diferencia de otras opciones, las campañas promocionales en Facebook se pueden configurar fácilmente en tu sitio de comercio electrónico. Pixel (si no sabes de qué se trata no te preocupes: hablaremos sobre eso dentro de varios párrafos) te permite, de hecho, hacer seguimiento con respecto a las acciones realizadas por los usuarios en tu tienda online, incrementando significativamente la eficacia del proceso de monitoreo.
  • Optimización: gracias a Pixel es posible optimizar las estrategias para fomentar cierto tipo de acciones entre los usuarios. Por ejemplo, optimizando las campañas dirigidas a incrementar las compras, se configura Pixel para capturar los intereses con respecto a es tipología de usuarios que más compran, optimizando de esa manera el uso de los anuncios hacia aquellas categorías de personas que son mayormente propensas a comprar mientras están en el sitio web; lo mismo puede decirse también en el caso en el que el objetivo de tu campaña no sea vender, sino el cuidado del cliente, la conciencia de marca, escuchar lo que los clientes tienen que decir, y así sucesivamente.
  • Costo: el costo de las campañas en Facebook es muy conveniente, lo cual hace accesible esta forma de promoción a cualquier tipo de organización empresarial (desde microempresas hasta negocios más grandes).
  • Transparencia: el sistema de gestión de las campañas promocionales en Facebook permite hacer seguimiento de los resultados de manera extremadamente transparente y fácil de monitorear.


¿Cómo promover tu ecommerce con Facebook?

Una vez explicado lo anterior, te mostraremos paso por paso cómo crear una primera campaña publicitaria en Facebook orientada a las ventas por Internet. Lo primero que debes hacer es crear una cuenta publicitaria: puedes dirigirte a un gerente de negocios, o hacer clic aquí. La página que aparecerá será esta.

configuración anuncio

Lo que debes hacer en esta etapa es tratar de entender cuál será el objetivo de tu campaña, identificando el objetivo de marketing, es decir, lo que deseas obtener con esta nueva iniciativa promocional. Supongamos que el objetivo es incrementar las conversiones, o procurar que los usuarios realicen acciones específicas en nuestra página web, por ejemplo, la realización de una compra. Ingresamos el nombre de la campaña (o dejamos el que se nos sugiere) y hacemos clic en “configurar cuenta publicitaria”.

cuenta publicitaria

Se abrirá en tu pantalla la página de configuración de tu cuenta publicitaria. En nuestro caso, indicamos el país que nos corresponda como país de la cuenta, dejamos la moneda predefinida o colocamos la nuestra (según sea el caso) y el huso horario correcto (dependiendo de la ciudad y el país). Hacemos clic en continuar.

configurar cuenta

Una vez superado este pequeño obstáculo, es el momento de definir el grupo de anuncios, es decir, el modo en el cual se publicará el anuncio. Es precisamente en esta fase que se determinará el público objetivo (target) a través de las numerosas opciones que te ofrece Facebook.

Antes de seguir avanzando, sin embargo, será necesario crear el Pixel de Facebook, una imagen de dimensiones pares a una escala de 1x1 (es decir, un pixel) que se insertará en el interior de las páginas de tu sitio web mediante un código JavaScript. Dicho código tiene el fin de instalar un pequeño archivo de texto (cookie) que hace seguimiento de la visita del usuario de Facebook al sitio web, favoreciendo la realización y optimización de campañas dirigidas a fomentar acciones específicas (en nuestro caso, las conversiones) y monitoreando de la mejor manera los resultados.

Para crear un pixel… haz clic en “crear un pixel”

crear pixel

Se te presentará una nueva pantalla en la cual se debe indicar el nombre de tu Pixel (en nuestro ejemplo, “Pixel”) en la cual aceptarás las condiciones de uso. Luego haz clic en aceptar.

Pixel de Facebook

Notarás que el pixel se creó, pero aún no se puede utilizar, pues necesita verificación. Se te solicitará que lo coloques en tu sitio web para poder monitorear las acciones de los usuarios. Haz clic por lo tanto en “verificar pixel”.

verificación pixel

En la nueva pantalla, indica que quieres copiar y pegar el código, que será luego insertado manualmente en tu página web. Si no estás nada familiarizado con nada de esto, la ayuda de los anuncios de Facebook te proporcionará detalles al respecto.

inserción de código

En esta etapa, para poder crear la campaña debes finalmente definir el público objetivo que quieres alcanzar, utilizando las opciones que Facebook está en grado de ofrecerte. Prueba por ejemplo personalizando de esta manera:

  • Lugar: Ciudad de México; puedes indicar un radio perimetral, por ejemplo, de 50 km, para llegar también al público objetivo de las zonas circunvecinas a la metrópolis.
  • Edad: entre 18 y 30 años;
  • Género: masculino;
  • Idioma: inglés;
  • Datos demográficos:

Es de hacer notar que cada elemento que agregamos a las opciones de targeting restringirá la dimensión del público que se puede alcanzar potencialmente.

público potencial

En este caso hipotético, de 224 millones, el público potencial se ha reducido a 57 mil personas, específicamente aquellas que se encuentran en Ciudad de México o sus cercanías (máx. 50km), de sexo masculino, en un rango etario entre 18 y 30 años cuya primera lengua es el inglés. Un buen perfil, si tenemos un servicio que se quiere dirigir a personas que quizás son extranjeras, cuya primera lengua es el inglés, jóvenes que se encuentran en Ciudad de México por asuntos de trabajo o de vacaciones.

Es importante tomar en consideración que Facebook en tiempo real actualizará también la cobertura diaria estimada y todos los otros datos en grado de suministrarnos una estimación máxima sobre el impacto de la campaña promocional.

En todo caso, no te dejes engañar por nuestro ejemplo, que se basa en un targeting muy específico, obtenido indicando algunos elementos bastante precisos, y útiles sobre todo si tienes no solamente un ecommerce, sino también un negocio físico en Ciudad de México, y deseas realizar una campaña de marketing que pueda dirigirse a todas aquellas personas que viven en las cercanías de la ciudad capital. Nada te impide, en lugar de ello, de optar por un targeting amplio, que te permita confiar en el sistema de publicación de Facebook para alcanzar al mejor público posible y mostrarle el anuncio.

Una vez superado este escollo, debes indicar a Facebook dónde posicionar el anuncio: puedes proceder con un posicionamiento automático (garantizará que tus anuncios sean mostrados automáticamente a tu público en los lugares que se consideren mejores), o incluso modificar los posicionamientos, escogiendo no solamente los dispositivos (todos, solamente móvil, solo en computadores), sino también las plataformas de referencia.

Ubicaciones

En nuestro ejemplo, optamos por un posicionamiento automático.

Nos desplazamos hacia la parte inferior de la página en donde se indica cuánto quieres gastar para mostrar los anuncios. Puedes indicar un presupuesto total, o un presupuesto por día. Adicionalmente, puedes indicar desde qué fecha comenzar a mostrar los anuncios, y gestionar cualquier otro calendario marginal (pero no subestimarlo).

presupuesto y calendario

Una vez superada esa etapa, llegas al momento de la creación de los anuncios, es decir, a aquello que tu público comenzará a ver en las plataformas, bien sea de forma automática o manual, seleccionadas previamente.

Consideraciones finales

En esta etapa, antes de dejarte reflexionar sobre este tema, podemos agregar algunos elementos que sugerimos utilizar como base para profundizar más sobre aspectos que estimes relevantes.

Ante todo, recuerda siempre que antes de crear una campaña es necesario realizar un análisis crítico sobre tu negocio: al principio de este artículo hicimos énfasis en que una tienda online no sirve (casi) para nada si no tiene la capacidad de vender, y si no vende, el aspecto determinante puede estar vinculado a una escasa promoción. Sin embargo, debemos estar conscientes de que ni siquiera la mejor estrategia promocional podrá ayudarnos si el negocio no se encuentra lo suficientemente optimizado y en grado de diferenciarse en términos de valor agregado y competitividad.

En segundo lugar, recuerda que una campaña… no es permanente. Puedes de hecho optar por modificar la campaña incluso cuando está activa, variando la inversión en un día particular, ampliar o restringir las opciones de targeting, y así sucesivamente. En este sentido, muchos emprendedores y especialistas de marketing prefieren utilizar las campañas de Facebook de manera más dinámica en lugar de la manera continuada (7 días de 7 días), fraccionando a la larga las campañas bajo un esquema con un número mayor de iniciativas promocionales de breve alcance. Así pues, se puede intuir fácilmente que no existe una estrategia mejor que otra: todo debe ponderarse sobre la base de tu interés específico.

En fin, cerramos haciendo mención al presupuesto que se va a destinar a la campaña. En este caso tampoco existe un presupuesto “óptimo” que se sugiere adoptar, porque no solamente dependerá de cuántos recursos han sido destinados a las actividades promocionales (que, en buena medida, podrían no solamente incluir los anuncios de Facebook), sino también de la estrategia amplia de marketing que se va a adoptar o que ya haya sido adoptada. En todo caso, te sugerimos, con el propósito de que desarrolles la confianza necesaria en la herramienta, que inicies con una inversión más baja, de incluso 5 dólares por día, para luego incrementarla con el transcurrir del tiempo, a medida que aprendas de forma progresiva como optimizar al máximo la estrategia.

Acerca del autor

Jaspal Singh

Jaspal Singh es especialista en ecommerce y desarrollador de negocios online. Presidente ejecutivo (CEO) y fundador de ScuolaEcommerce.com, la primera escuela online de ecommerce en Italia que ayuda a personas y empresas a elaborar, realizar y desarrollar proyectos de ecommerce exitosos.

Traducido por Carmelo Velasquez

 


¿Tienes preguntas sobre el funcionamiento de Shopify?

Escríbele un correo electrónico a nuestro equipo de Soporte Técnico, y ellos responderán en español a la brevedad posible.

soporte@shopify.com

Empieza tu periodo de prueba de 14 días gratis con Shopify