8 consejos básicos de SEM y publicidad en internet

8 consejos básicos de SEM y publicidad en internet

SEM y marketing digitalSEM son las siglas de Search Engine Marketing, y trata de toda estrategia o plan de marketing en relación a los buscadores de Internet. Sin embargo, de forma habitual cuando hablamos de SEM estamos refiriéndonos a los anuncios y campañas que pagamos en dichos buscadores, más concretamente en Google.

El SEM es una de las técnicas más empleadas a la hora de ganar dinero online, pues sus ventajas directas son claras. Por ejemplo, permite dar a conocer más rápidamente nuestro producto, podemos tener un tráfico más segmentado y además es una inversión a un relativo corto plazo –es decir, en seguida tendremos ingresos si lo hacemos bien.

Hoy aprenderás 8 consejos básicos de la publicidad en Internet y SEM. Es un tema que hay que tratar con delicadeza, pues vamos a invertir dinero. Y ya sabemos que cuando se trata del bolsillo, cualquier precaución es poca. ¡Vas sobre seguro!

Elige bien la plataforma de publicidad

Existen distintos modos de poner anuncios en internet y ganar tráfico con los buscadores. Elegir la que más nos conviene va a depender de nuestra industria y de nuestra audiencia. Hemos de ver por dónde se mueve nuestro target para poner anuncios donde seamos más visibles y atractivos.

Si Google es hegemónico en este sentido, cabe destacar que otros buscadores como Bing también ofrecen el servicio de publicitarse en ellos.  Muchas personas empiezan a trabajar ahora con Bing Ads, pues muestra algunas ventajas respecto a Google Adwords. Échale un vistazo, analiza si tu audiencia se mueve por ese buscador y adelante.

marketing digital y publicidad en internet

Eso sí, las mejores plataformas son sin duda Google Adwords y Facebook Ads. Posiblemente, y a no ser que tu nicho sea muy específico en este sentido, estas dos plataformas son por las que todo el mundo empieza. Y no es para menos: ¿quién no usa Google o tiene una cuenta de Facebook?

Además, están pensadas para cualquier nivel de usuario, son muy intuitivas y está todo muy bien explicado en sus webs. Te animo a que les eches un ojo y te empapes de información de primera mano.

Cuida el copy de los anuncios

Nuestro copy tiene que vender. Un anuncio en Google o Facebook tiene caracteres limitados y unas características concretas. De ahí que nuestro mensaje ha de ser claro y lo suficientemente atractivo como para que nos salga rentable contratarlo.

El copy de nuestros anuncios debería cumplir con las siguientes características:

  • El mensaje ha de ser importante y de valor: ofrece algo, tu público se ha de beneficiar de alguna manera por darle clic.
  • El lenguaje ha de ser claro, pues si te complicas nadie va a entenderlo. Incluso se pueden malinterpretar.
  • El texto que escribamos debe estar directamente vinculado con lo que ofrecemos. No vale anunciar oro y luego dar carbón.
  • Ha de convencer al público con muy poco.
  • Debe incluir las palabras clave por las cuáles nos intentamos posicionar en la campaña.

Muy pocas personas le dan importancia a este elemento, y para mí es uno de los clave para garantizar el éxito de tu campaña. Igual que en la publicidad, se deben seguir una serie de “normas no escritas” que favorecerán la recepción por parte del usuario o usuaria:

  • No caigas en típicos tópicos, prueba a desarrollar tu creatividad.
  • Di más con menos palabras. A buen entendedor... ya sabes.
  • Emplea un lenguaje positivo y evita a toda costa palabras que denoten negatividad.
  • No seas abstracto: a la gente le gusta saber a qué está accediendo. Si puedes aportar cifras, mejor.
  • Habla de tú a tú. El público está cansado de anuncios robotizados. El lenguaje ha de ser como en una conversación distendida.
  • Llama a la acción con preguntas o retos al usuario: ¿te lo vas a perder? ¿Quieres ser el número 1?

Cuida la imagen o los vídeos de los anuncios

imágenes de productos

Tanto Google Adwords como Facebook Ads nos permiten incluir imágenes estáticas o videos en nuestras campañas de publicidad. Eso puede ser un punto muy a nuestro favor, pues a día de hoy, poca gente lee textos. Eso sí, vamos a tener que saber cómo jugar bien nuestras cartas. Para ello, tendremos en cuenta lo siguiente:

  • Las imágenes han de ser de calidad, pues nadie va a dar clic en algo pixelado.
  • Vigila con los derechos de autor y adquiere las imágenes y los videos de forma legal, ya sea sin copyright o pagando por ellas. Si no lo haces, te arriesgas a ser penalizado, perdiendo esfuerzos y dinero.
  • Recuerda que mucha gente navega desde el móvil. Asegúrate que tanto imágenes como video (igual que el texto) están bien optimizados para dispositivos móviles.
  • No hay paciencia, así que asegúrate de que esos archivos no pesen excesivamente y tarden en cargar.

Las imágenes y videos nos van a ir especialmente bien cuando vendemos un producto en concreto. Es más, la mayoría de ventas de un producto se dan cuando hay un video que le acompaña. Esto te dará credibilidad en tu campaña. Toca trabajárselo bien, así que manos a la obra.

Utiliza SEM para conversión, y la red de display para branding

SEM, SEO y marketing digital

Las técnicas de SEM y las campañas de publicidad no solo consisten en atraer tráfico a nuestra web. Debemos aprovechar de forma inteligente nuestra inversión y utilizarlo para que nuestro público se convierta en cliente, usuario o lo que nos interese. Es decir, que se dé conversión.

Para conseguir una buena conversión, deberemos optimizar los anuncios y dejarlos bien preparados para ello, desde el texto hasta el diseño, el momento, el lugar... todos los factores son importantes. De hecho, ya de por sí Google y Facebook te permiten segmentar al público de las campañas, con lo cual, el primer paso ya está dado: llegaremos a quién queremos llegar.

  • Las palabras clave: han de estar incluidas en el anuncio. A través de la plataforma de Google Adwords podemos ver la puja sugerida, las búsquedas y la competencia de la Keyword por la cual estamos luchando.
  • Elige una buena rotación de tus anuncios para ver cuál te da mejores resultados.
  • Decide bien qué días y en qué horarios van a salir tus anuncios. Ten en cuenta las horas de conexión de tu público objetivo.
  • Piensa bien en el diseño del anuncio: ¿es suficientemente atractivo? ¿Esa combinación de colores es la más adecuada?
  • ¿Dónde van a aparecer los anuncios?

En el caso de Google Adwords, además, he de mencionar la red display, que es ni más ni menos esos más de dos millones de sites y webs afiliadas a Google en las que pueden aparecer nuestros anuncios. Esto nos dará menos clics, pero apareceremos en sitios más relevantes de nuestro nicho, favoreciendo así al branding o conocimiento de marca.

Trata de enfocarte en tus productos más vendidos

Aquí de lo que se trata es de aumentar clics y conversiones. Por ello, debemos apostar por nuestra mejor jugada. Seguramente, y si llevas un buen control y seguimiento de tu web, sabrás qué entrada tiene más visitas o qué producto se vende más. Pues has de ir a por esos.

El motivo es bien sencillo. En SEM vas a invertir dinero en promocionar algo para seguir creciendo, pero, ¿y si no es lo suficientemente bueno como para que te salga rentable? Si ya sabes lo que vende, dale caña a eso. Intentar querer promocionar tus productos más flojos con campañas de anuncios no suele ser muy efectivo.

Si de todas formas quieres mejorar ventas de otros productos, hazlo mediante SEO, posiciona bien, echa un vistazo durante un tiempo a ver si mejora. Si no lo hace, puede que no interese. Y si no interesa, ¿vas a invertir dinero en ello? ¡Actúa de forma inteligente y saca el máximo partido de tus anuncios!

Escala lo que funcione, anula lo que no

Siguiendo la filosofía del punto anterior, debemos tomar decisiones que, aunque nos duelan, son necesarias para nuestro éxito. Ya hemos apostado por lo que más se vende, ahora debemos ver si el anuncio que hemos puesto es el que mejor nos está funcionando:

  • ¿Han aumentado las ventas desde el inicio de la campaña?
  • ¿Han variado los porcentajes de forma notable?
  • ¿Cuál de mis anuncios me da más clics y conversiones?

Una vez respondidas las preguntas, podremos decidir dar el siguiente paso:

  • Si no funciona lo suficientemente bien, aplicaremos cambios convenientes y seguiremos probando.
  • Si funciona bien, haremos los cambios pertinentes para que funcione mejor y crezcan aún más las ventas.
  • Si no funciona para nada, anularemos y cambiaremos de estrategia, anuncio o producto.

Con unos datos y métricas objetivas en mano, puedes tomar las decisiones que más te convengan. No te relajes con unos buenos resultados, ya que siempre puedes aspirar a más.

Realiza A/B testing de forma constante

A/B Testing

El A/B testing es una técnica que se basa en probar dos opciones distintas con el mismo objetivo. En el caso de la publicidad en internet, nos estaríamos refiriendo a dos anuncios del mismo producto pero con diferente diseño o texto.

Esta prueba A/B es especialmente útil en este campo, pues nos va a decir 100% qué funciona mejor, qué colores llaman más la atención, qué copy invita a más clics... en definitiva, qué es lo que nos va a salir más rentable.

Este test no se puede dar únicamente al inicio de la campaña. Muchos emprendedores hacen la prueba y se quedan con A o con B, según la que mejor haya ido. Sin embargo, puede que haya una C, una D o una E que funcionen 20 veces mejor. Por este motivo, debemos seguir realizando el A/B testing durante toda la campaña, para mejorar, crecer y vender más.

¿Te vas a quedar con el primer resultado? Hay pequeños, pequeñísimos detalles que van a diferenciar mucho unos resultados de otros. Aprovecha esta técnica de marketing para mejorar tus inversiones y para conocer todavía más en profundidad lo que busca y quiere tu audiencia.

No des nada por sentado. Experimenta

Pruebas A/B

Cuando leemos por Internet blogs de expertos en SEM o influencers en este campo, hay muchas ideas en común y supuestas “guías definitivas” para ser los número uno. Pero como he dicho en otras ocasiones, no todo funciona igual para todas las webs o negocios.

Cada audiencia es un mundo, y aunque sí hay consejos básicos (como los que te doy en este artículo) que te pueden servir de punto de partida, la verdad es que lo mejor es experimentar por tu cuenta. Olvídate de seguir punto por punto una guía específica y experimenta.

El campo del marketing online no es una ciencia pura ni tampoco responde a una fórmula matemática. Está atado a la subjetividad y a circunstancias que nadie puede controlar. Es por ello que debes probar cosas nuevas fuera de lo que te han recomendado o escrito. Nunca se sabe lo que puede convertir mejor.

Es una buena forma, además, de crecer como emprendedor/a, de aprender y de mejorar.

Cómo puedes observar, el SEM es todo un mundo por descubrir. Lo más recomendable es que empieces en el mundillo a través de Google Adwords, pues está todo muy bien explicado en su web y además es el buscador número 1, para qué engañarnos. Una vez hayas aprendido los conceptos básicos, te irás soltando y llegará el momento de dar rienda suelta a la creatividad y a nuevas ideas para convertir mejor.

Y, ahora, como siempre, es tu turno. ¿Tienes alguna duda? ¿Quieres opinar al respecto? Puedes hacerlo en los comentarios y recibirás respuesta a la mayor brevedad posible.

¿Tienes preguntas sobre el funcionamiento de Shopify?

Escríbele un correo electrónico a nuestro equipo de Soporte Técnico, y ellos responderán en español a la brevedad posible.

soporte@shopify.com

Acerca del autor:
Antonio Godoy

 

Antonio Godoy navega en el marketing online y el emprendimiento digital para www.antoniogb.es, y es amante de los perros, la lectura y la discusión creativa.

Edición y adaptación: Jenny Izaguirre

Empieza tu periodo de prueba de 14 días gratis con Shopify