6 pasos para optimizar el flujo de trabajo fotográfico

6 pasos para optimizar el flujo de trabajo fotográfico

Feature

No tienes que estar interesado en la moda para apreciar la velocidad y eficiencia con la que un vendedor de ropa o accesorios trabaja. Es sorprendente la rapidez con la que consiguen que sus diseños pasen de una pasarela a una tienda, tanto en línea como de manera física.

Puedes aprender de una manera rápida y sencilla a optimizar el flujo de trabajo en tus sesiones fotográficas. En la actualidad, en un mundo dominado por el comercio electrónico, racionar el tiempo que te lleva realizar una sesión fotográfica es clave para conseguir que tus productos lleguen a tus clientes lo más rápido posible.

Si sigues esta pequeña guía de 6 pasos para optimizar las fotografías de tus productos, podrás hasta crear tus propias sesiones fotográficas de una manera más rápida, sobre todo si estás en la industria de la moda.

1. Planea tus tomas

Debes tener una idea de cómo hacer una sesión fotográfica y cómo vas a desarrollarla, mucho antes de llegar al estudio. Organízate. Busca todos los materiales que necesitas para la sesión, investiga cualquier duda que tengas al respecto, coordínate con fotógrafos y modelos y generalmente asegúrate de que todos estén en la misma página.

No necesitas tener conocimientos técnicos sobre soluciones de project management o apps elegantes – Trello es una opción buena y sencilla de utilizar. ¿Qué necesitamos?

Necesitas una lista de llamados que cumplir:

planeación_llamados

Planea tus tomas y determina tiempos de cumplimiento con una lista de llamados que puedes actualizar durante la sesión.

Esta pequeña lista es un documento que respalda qué productos estás fotografiando, junto con las características que deben destacarse (como el  bordado u otros detalles que tu fotógrafo no puede reconocer por su cuenta), cómo es que se puede utilizar tu producto (puedes utilizar un mannequi para que luzca mejor) y los detalles prácticos tal y como si tuvieras el producto a la mano. De hecho es una lista de tomas probables para la sesión, y deberás actualizarla a medida que avanza el día, para asegurar que no se olvide alguna toma.

Esta lista es un documento que establece aproximadamente cómo va a ser el rodaje, su planificación, la ubicación del mismo y todos los involucrados. Recibe su nombre de los “llamados” que le hacen a cada miembro del equipo; en otras palabras, en que momento cada persona debe llegar a la sesión. Estamos casi seguros que no vas a querer pagarle a una modelo que se va a parar durante horas mientras tu estás construyendo el set. Trata de hacerle llegar a cada persona su “llamado” con una semana de anticipación, para confirmar horarios con todos.

2. Prepara tu estudio

La consistencia es un elemento clave al fotografiar productos. Necesitas mantener una consistencia entre cada toma, así que debes documentar cada paso que des y cada cambio que realices. Determina la posición de tus luces, tu cámara y tus productos, para que puedas darle seguimiento.

set_fotografia

Documenta la posición de cada elemento que tengas en tu estudio, para que puedas acomodarlo de la misma manera en futuras sesiones.

Si estás construyendo tu propio estudio desde cero, vas a necesitar una cámara DSLR, tripie, fondo blanco, reflector y luces.

Haz que tu estudio sea a prueba de accidentes. Sujeta todo con cinta para prevenir caídas. Utiliza soluciones sencillas como grapas, cinta, velcro, cinturones de presión, bolsas de arena y pinzas para prevenir costosos accidentes.

Ejemplo_sesion fotográfica

Hacer que tu estudio sea a prueba de accidentes te puede ayudar a prevenir costos y peligrosos errores.

3. Estiliza tus productos

Haz que tus productos luzcan lo mejor que puedas al prepararlos y estilizarlos entre tomas.

Elimina cualquier tag, sticker o cualquier otra etiqueta. Mantente atento a cualquier daño que pueda sufrir durante la sesión; las muestras (ropa, accesorios, zapatos, bolsas, etc.) recorren kilómetros y pueden sufrir daños. Es necesario que repares cada uno y que la pieza luzca impecable.

ropa_sesion

Limpia tu producto, repara cualquier daño y estilízalo antes de cada toma.

Plancha y elimina cualquier arruga el día de la sesión, para prevenir que luzca desaliñada. Los quita pelusa pueden remover polvo o cualquier otra partícula notoria.

Estilizar una prenda es mucho más que hacer que luzca atractiva. Si estás realizando tomas con una persona o mannequi, utiliza clips, pins o cinta para hacer que luzca a la medida. Considera contratar a un estilista profesional –ya que traen consigo su propio kit de trabajo, así como ideas para tu producto–. Te permitirán manejar un nivel profesional en el aspecto de tus productos.

dos tomas_fotografia

La técnica del “manniqui invisible” remueve la distracción de la figura en el proceso de post producción.

Si no tienes el presupuesto para tener un modelo y no quieres que un mannequi distraiga la atención de tus productos, puedes utilizar una técnica 3D en post producción llamada “ghosting” o el “mannequi invisible”. Si quieres que el mannequi se vuelva invisible, necesitas tener un plan para realizar las tomas correctas. Después, vas a combinar las fotografías de productos en post producción.

4. Captura la toma

Capturar tu imagen debe ser simple después de haber completado los pasos anteriores de preparación. Recuerda que a partir de aquí, debes disfrutar el momento.

camara_foto

Has tomas de prueba con diferentes configuraciones en la cámara. Documenta tus selecciones finales.

Gasta un poco de tiempo en realizar tomas de prueba y ajusta la configuración de la cámara. Si no estás familiarizado con términos como apertura, ISO, balance de blanco y otros iconos y acrónimos incluidos en una cámara, tómate tu tiempo para revisar este manual de uso de cámaras.

Computadora_internet

El Software “Capture One Pro” puede tener un impacto valioso en la calidad de la eficiencia.

Utiliza un software para capturar imágenes. Capture One Pro y Adobe Lightroom son dos poderosos y populares programas que pueden ayudar a acelerar tu flujo de trabajo y al mismo tiempo, mejorar la calidad de tus imágenes. Ambas funcionan casi con todas las cámaras, que te proporcionará la capacidad de revisar, catalogar y ajustar tus imágenes al instante.

El precio de Capture One Pro tiene un costo anual de $300 USD y es considerablemente más costoso que Adobe, que tiene un costo de $10 USD en el plan Creative Cloud Photography (que incluye Photoshop y Lightroom), pero ambos vienen con versiones gratuitas de prueba de 30 días, para que puedas juzgar si es o no lo que necesitas. Los dueños de cámaras Sony pueden sacar provecho y utilizar una versión más pequeña de Capture One Express de manera gratuita.

Si estás realizando una sesión fotográfica de productos con un fondo, es posible que prefieras capturar tu imagen directamente en la computadora, utilizando tu barra espaciadora en lugar de un botón de cámara. Si estás realizando tomas en movimiento, como con un modelo, debes estar detrás de cámara y asegurar que en el momento la toma sea la indicada.

5. Procesa tus imágenes

Después de capturar tus imágenes, es el momento de procesarlas. Tu objetivo clásico se genera en post-producción, en donde debes pensar cómo pueden facilitar tu navegación y aumentar tus tasas de conversión a través de alta calidad y bajo consumo de banda ancha por la carga de estas imágenes. Es necesario que estas páginas carguen rápido, pero sin comprometer la resolución.

Computadora_internet

Utiliza ángulos de manera consistente, así como márgenes, fondos, sombras y otros elementos.

Recuerda, la consistencia es calidad en cuanto se trata de la calidad de las imágenes. Quieres utilizar el mismo fondo, los mismos márgenes, la misma alineación, las mismas sombras y otras propiedades en común para tener una buena secuencia de imágenes. La consistencia mantiene el enfoque en tus productos en lugar de tener distracciones como cambios de fondos. Ser consistente atrae tu atención a detalle, lo cual incrementa tu profesionalismo a ojos del cliente.

En la etapa de post-producción se puede tener dos fases: por lote o procesamiento individual. El procesamiento por lotes se genera cuando se ajustan todas las imágenes a la vez, y con frecuencia se puede lograr con un buen software de captura. Puedes modificar el ajuste de color en Lightroom para tus imágenes en conjunto, evitando ediciones repetitivas, que consumen mucho tiempo.

Adobe Photoshop permite que edites por lote de manera más sofisticada, mediante el uso de “Actions”. Las acciones te permiten grabar una secuencia de pasos y convertirla en un proceso automatizado, que puedes llevar a cabo a la vez en todas las imágenes similares. Es muy bueno para ajustes como exposición, contraste, tono y cambio de tamaño.

Creating Actions in Photoshop for Faster Production on Multiple Images, de Pixelz en Vimeo.

Algunos pasos se deben realizar manualmente para cada fotografía de producto. Por ejemplo, es probable que quieras eliminar el fondo original de la imagen y reemplazarlo con un blanco puro.

Un fondo blanco elimina las distracciones mientras reduce el tamaño del archivo, ya que los fondos blancos tienen menos detalles. Incluso hasta el editor de imágenes más experto puede necesitar un par de minutos para eliminar el fondo de una imagen sin perder su calidad profesional.

Considera buscar ayuda externa para el proceso de post producción. Los procesos digitales resultan ser los mejores para externalizar, porque no necesitas estar físicamente presente. Hay una reserva de freelance y los tiempos de respuesta son a menudo más rápidos. Los mayores retos en la externalización resultan ser la gestión de tus recursos, así como la comunicación que tengas para garantizar que se cumplan los estándares de calidad.

infografia_outsourcing

La externalización de todo el proceso de post producción puede ayudarte a ahorrar tiempo y dinero, si encuentras el socio adecuado.

Si estás buscando un editor de imágenes asociado, toma en cuenta que hay mucho más que investigar sobre el precio de sus servicios. Comprueba tus trabajos y asegúrate de que tengan la calidad necesaria. Checa si son socialmente responsables, con los que te puedes comunicar fácilmente (idioma, zona horaria, horarios de soporte, disponibilidad, etc.) y su capacidad de escalar según tus necesidades.

6. Revisión y publicación

Ya sea que externalices o tú mismo edites las fotografías de productos de tu tienda online, deben ser revisados por otra persona para que el contenido y las especificaciones técnicas se cumplan. Si eres editor y también revisas, quizá quieras ver lo que esperas ver en lugar de lo que actualmente hay. Un par de ojos frescos revisando el proceso pueden ahorrarte la vergüenza y la frustración de revisar en línea.

Una vez que estás seguro que las imágenes de tus productos están listas para ver la luz, puedes añadirlos a tu tienda Shopify. Si estás utilizando Pixelz, puedes hacer todo a través de una app Shopify. Si estás en tu cuenta de Shopify, puedes agregar imágenes de productos mientras agregas un producto y posteriormente algunas variantes.

Repite el proceso una vez más

Cuando ya hayas creado, documentado y cumplido con tu flujo de trabajo, hazlo una vez más. Te aseguramos que con la práctica, cada vez serás más rápido.

Tener un flujo en cuanto a las sesiones fotográficas de tus productos no se trata de ayudarte a ahorrar dinero; se trata de planear y generar interés. Presta atención a las tendencias en tu industria y sigue a líderes en tu industria. Mantente informado de las nuevas técnicas y experimenta con nuevas tecnologías. Si eres educado y organizado, puedes producir unas sesiones fotográficas impresionantes.

Acerca del autor

Thomas Kragelun es CEO y fundador de Pixelz, solución en internet para bloggers, diseñadores, fotógrafos y webmasters. Ha trabajado en comercio electrónico los últimos 15 años.

 

Deja comentario ...

Empieza tu periodo de prueba de 14 días gratis con Shopify