Cómo The Economist utiliza Shopify Plus para probar ideas, aumentar audiencias y mejorar el futuro

Cómo The Economist utiliza Shopify Plus para probar ideas, aumentar audiencias y mejorar el futuro

Feature

¿En dónde puedes considerar que tienes tu mejor pensamiento?

Si eres Ron Diorio, es en el futuro…

Estás pasos adelante de todos los demás.

“Conectar los puntos es una habilidad realmente importante” decía Diorio. “La pregunta es ¿qué tan rápido puedes hacerlo?”

Diorio es la persona encargada de todo el tema de innovación en The Economist, el diario británico que fue fundado en 1840 para ofrecer opiniones sobre noticias internacionales, de política, negocios, finanzas, ciencia y tecnología. Parte de su trabajo es asegurar que el papel se mantenga vigente después de 170 años de existencia, lo que significa evitar el destino de muchos medios impresos que han desaparecido gracias a medios digitales.

No solo se encarga de crear nuevos canales de ingresos; al hacerlo debe pensar en agradarle a un público exigente. Los lectores de The Economist son de categoría internacional, y esperan una visión y perspectiva que no se puede encontrar en otros lugares. "Es un público único y es nuestro trabajo de averiguar qué es lo que puede interesarles", dice Diorio.

Asegurar que The Economist evolucione y no pierda vigencia es primordial, ya que los medios de comunicación son cambiantes, así como los patrones de consumo. Se requiere tener una habilidad única, así como la capacidad de ver el futuro de una manera que logre que no pierda su vigencia en medios tan cambiantes. 

Afortunadamente para The Economist, en este tema sobresale Diorio...

Una vida de afortunados accidentes

Diorio ha tenido rutina por años y ha experimentado grandes cambios respecto a la tecnología y las preferencias de los consumidores… 

Es demasiado humilde como para tomar el crédito por ello.

Por ejemplo, hace años Diorio se encontró con la vanguardia de la fotografía digital cuando comenzó la ampliación de las imágenes de baja resolución y el uso de filtros para el mejoramiento de forma única. Su trabajo fue adoptado inmediatamente por su innovación y puesto en exhibición en museos y exposiciones de todo el mundo.

"Era bastante afortunado", dice Diorio. "El trabajo que hice se ha puesto en exhibiciones en muchos lugares; en algunos en donde jamás lo hubiera soñado”.

Esa no ha sido la única vez que la curiosidad y la imaginación de Diorio lo llevaron a la vanguardia:

  • Por casualidad, Diorio tenía acceso a una computadora mucho antes de que sus compañeros
  • Diorio se sintió atraído por el sonido y comenzó a crear narraciones de audio convincentes justo antes del nacimiento de internet, lo que permitió que su obra tomara importancia y se volviera popular.

Los proyectos cinematográficos, así como el show que el produjo en Nueva York son ejemplos del uso que Diorio le vio al video, mucho antes de que la tecnología  democratizará su creación y distribución.

Es el tipo de trabajo que no pasa desapercibido por mucho tiempo...

Así que no es sorpresa que The Economist lo buscara en el año 2000 para construir sus ofertas de audio, video, email y móvil. "Yo había sido lector de la revista The Economist por un largo tiempo," Diorio señala. "Fue de nuevo otro accidente afortunado que yo no podría haber imaginado me pasaría”.

A día de hoy, Diorio se encuentra luchando con el futuro; The Economist está en el negocio de educar al público inteligente y crear ambientes de aprendizaje que se consideren innovadores y que generen valor, tanto para la industria del papel como para su público.

Pero ¿cómo va a lucir hoy, mañana o incluso en algunos años?

"Tengo la suerte de estar rodeados de excelentes personas", dice Diorio acerca de sus compañeros de trabajo en la revista The Economist. "Estoy en una habitación en donde todo el mundo es más inteligente que yo y no tiene miedo de decir en voz alta las ideas que tienen, o cuando el trabajo que no está a la altura".

Es una de las razones por las que los lectores del periódico se han convertido en espectadores...

El futuro del aprendizaje

The Economist no sólo vende revistas una vez por semana para satisfacer la curiosidad intelectual...

Hoy en día, la organización se encarga de satisfacer la sed de conocimiento de su público, a través de una relación en donde el contenido editorial se consuma tanto de forma clásica como de forma online, en combinación con el comercio electrónico. Para esto, utilizan Learning.ly, que ofrece cursos en línea que permiten a los estudiantes aprender sobre liderazgo, espíritu empresarial y las finanzas de algunos de los más reconocidos expertos en el dominio del mundo.

Learning_Ecommerce

“Learning.ly es tan diferente para nosotros”, menciona Diorio. “Es la primera vez que utilizamos este tipo de herramientas para que nuestra audiencia entendiera este nuevo mundo”

¿Cómo funciona?...

La idea es con el objetivo de que en The Economist identifiquen y se asocien con personas que sean expertos en un nicho de mercado, pensando en crear un mercado en colaboración; una parte la aborda el experto creando un curso que se ofrece a la audiencia para su futuro profesional.

El comercio electrónico toma un papel fundamental al ser el medio por el cual estos cursos se ponen a disposición de la audiencia, bajo un precio accesible. Las normas para crear este curso son altas, por lo que probablemente sea algo que los diferencia de los demás cursos en línea existentes. Recuerda, tiene el respaldo de The Economist Group.  

"El curso es revisado a nivel editorial," dice Diorio. "Estos expertos tienen que mostrarnos que tienen los conocimientos necesarios, por lo que revisamos el curso y nos aseguramos que cumpla con todas las políticas de alta calidad”.

La propuesta de valor genera tres beneficios para The Economist; además de crear una nueva fuente de ingresos para la revista, Learning.ly también proporciona una fuente de ingresos para instructores expertos o negocios, al mismo tiempo que ofrecen el acceso público a la formación sofisticada que de otro modo estas personas probablemente no podrían conseguir.

Además de los cursos en negocios, finanzas y economía, Learning.ly ofrece entrenamiento diseñado para influir en un mercado, al igual que The Economist hace con sus titulares y artículos.

“Esta es una manera de diferenciar nuestra marca”, menciona Diorio. “Aprovechamos los conocimientos de expertos que ya colaboran en la revista y proporcionamos la oportunidad de que se conecten con la audiencia en un nivel más profundo”.

Es algo que puede tomar meses…

Pero que Diorio y su equipo lograron tener en un par de semanas gracias a una estrategia de asociación.

Una cultura de experimentación

La idea de que una plataforma de comercio electrónico como Shopify Plus, una solución de nivel empresarial para los comerciantes de gran volumen, también pueda ser utilizada como herramienta para probar nuevas ideas de negocios ha sido una innovación que The Economist ha decidido implementar.

Además de Learning.ly, The Economist Group está utilizando su plataforma de comercio electrónico como una especie de incubadora de negocios que puede ayudar de manera eficiente a determinar si hay un mercado para un producto.

"Es como si en Shopify Plus se pudieran construir cosas en un espacio en donde no se tenía considerado tener algo”, dice Diorio.

En lugar de preocuparte por la tecnología y la manera de superar retos como la orientación geográfica, aceptar múltiples monedas, y el envío de productos a nivel mundial, en Shopify Plus se le ofreció a The Economist una plataforma favorable para sus consumidores, que se integra fácilmente con otras aplicaciones que permiten que Diorio y su equipo puedan centrarse en la creación de nuevos productos para su audiencia.

"Realmente no tenemos ninguna limitación técnica", dice Diorio. "Si queremos hacer algo, lo único que tenemos que hacer es conectarlo y listo".

No tener que preocuparse por cuestiones laboriosas y técnicas le permite al equipo de The Economist experimentar con nuevas ideas de comercio electrónico. Por ejemplo, parte de nuestra audiencia resulta ser aficionada al vino. La plataforma está ayudando a Diorio a validar rápidamente si un club de vino o una caja de regalo del vino podrían ser un éxito comercial.

"Podemos probar nuevas ideas de negocio rápidamente ", dice Diorio. "La oportunidad para nosotros está en crear ofertas que nos permitan obtener ingresos recurrentes".

La capacidad de eliminar rápidamente los proyectos que no tienen éxito permite que en The Economist se pueda experimentar continuamente, sin dejar de respetar a su público y siempre ofrecer sólo artículos de alta calidad que han establecido una prueba de concepto. "Todos en  Shopify son amables”, dice Diorio. "Tenemos un montón de preguntas y una gran cantidad de personas que trabajan en proyectos, y en Shopify siempre están para ayudarnos".

El futuro de los hábitos

Todos sabemos que los hábitos son difíciles de romper...

Es por eso que en The Economist están trabajando para formar nuevos hábitos entre su audiencia. "The Economist es un hábito", dice Diorio. "Estamos tratando de crear hábitos adicionales alrededor de ese hábito principal".

Por ejemplo, el contenido en papel también se presenta de manera digital, tratando de extender su alcance a nuevos públicos:

  • Diariamente se comparten el top cinco de noticas que la audiencia necesita conocer, ofreciendo estas historias de una manera en la que rápidamente se den a conocer y sean consumidas por los interesados
  • Se crean aplicaciones, infografías y cortos que muestren lo que en papel probablemente no genere el mismo compromiso con un sector de audiencia joven, que notoriamente prefieren este tipo de comunicación

the economist_ecommerce

El objetivo es proporcionar a los miembros del público una valiosa visión del futuro del contenido, a través de una variedad de canales, que se centren en temas que no se tratarán a profundidad en otro lugar, "Tratamos de identificar lo que las empresas de dieciocho meses de vida van a necesitar y sobre eso creamos el contenido”, menciona Diorio. "Si somos capaces de pensar de manera rutinaria y proporcionar un valor, nuestra audiencia recordará que con nosotros pueden leer sobre un tema en particular mucho antes de que se vuelva algo popular".

El contenido actualmente está siendo o será distribuido de manera multidimensional de la siguiente manera:

  • Revista tradicional
  • Podcast de revista de nueve horas
  • Radio de The Economist

playera_eco

"La gente no solo quiere escuchar la revista en sus coches y en otros lugares", dice Diorio. "Estamos tratando de conseguir que el contenido de nueve horas se mueva mucho más rápido, ya que nuestro público demanda que el contenido sea más rápido”.

Mediante la creación de nuevos hábitos y oportunidades de consumo, The Economist también estará en mejor posición de crear nuevos productos en el comercio electrónico, cerrando q la brecha existente entre el contenido consumido y el estilo de vida que la audiencia quiere.

Además de Learning.ly, Diorio dice que estos productos incluyen:

  • Libros para audiencia específica que complemente los cursos de Learning.ly
  • Camisetas impresas con una tabla o gráfica de especial interés para los miembros de la audiencia
  • Tazas con contenido que la audiencia considere de valor

Con Shopify Plus, The Economist va a tener la capacidad de utilizar aplicaciones, como los botones de compra, para crear ventas y promover productos en línea, a través de diferentes plataformas digitales. Por ejemplo, un curso de Learning.ly puede ir a la par de una pieza de contenido que esté en tendencia o sea popular y que probablemente en Learning.ly no se encuentre.

“No hay riesgo cuando experimentamos en Shopify”, menciona Diorio. “Estamos emocionados por ver que otras oportunidades podemos encontrar, que nos permitan generar excelentes productos y comercializarlos a bajo riesgo”.

Este es el futuro de acuerdo a Diorio…

Y llegará próximamente a tu pantalla.

Acerca del autor

Nick_autor 

Nick Winkler contribuye en el blog de Shopify Plus. Ayuda a personas y organizaciones a generar nuevos contenidos, generando más ingresos e impulsando su crecimiento. Conoce más de Nick aquí.

Deja comentario ...

Empieza tu periodo de prueba de 14 días gratis con Shopify