7 puntos de analítica web que debes tener siempre bajo control

7 puntos de analítica web que debes tener siempre bajo control

Google Analytics 

La analítica web no es exactamente un apartado del marketing online, pero sí es un elemento clave para que todas las áreas que si son marketing online prosperen y avancen en la dirección adecuada.

Precisamente por ello, , hoy aprenderás algunos puntos muy relevantes que se deben tener bajo control en todas las webs y blogs que existen, y así conocer lo básico de esta disciplina.

Como podrás comprobar, son puntos de lo más variados, pero todos ellos coincidentes en una misma cosa: Tratar de entender si tu web está resultando de utilidad e interés al usuario o si, por el contrario, no le despiertas ningún sentimiento positivo.

Visitas y visitantes

El primer elemento de la analítica web que tienes que controlar, es el de las visitas y los visitantes. Esto es lo que te indicará si tu web está creciendo o no (más allá del spam que, en ocasiones, puede colarse).

La diferencia entre visitas y visitantes es importante. Las visitas son aquellas que llegan independientemente de la persona que las realice, mientras que los visitantes son visitas únicas, y solo se registra una por cada persona.

Por ejemplo, supongamos que una persona visita tu web, cierra el navegador, y luego vuelve a abrirlo y vuelve a entrar. En ese caso, tendrás dos visitas, mientras que solo tendrás un visitante.

El visitante, no obstante, se “refresca” cada día, por lo que un mismo visitante que entre dos días seguidos, aparecerá como dos visitantes, lo cual es lógico.

Existen algunos problemas con esta forma de medir las visitas, porque, por ejemplo, una persona que llega a tu web a las 23:59 y sale a las 00:01, aparecerá como visita tanto en el primer día como en el segundo.

Esto puede no tener importancia en una web pequeña, pero este tipo de desajustes sí son un poco más serios cuando tienes mucho tráfico.

En cualquier caso, eso son pequeños detalles que son más importantes para los expertos en analítica web que para alguien que solo quiere tener conocimientos superficiales.

Lo importante es comprender cuál es la diferencia entre visitas y visitantes, y cómo eso indica el crecimiento o decrecimiento de tu web. En general, en el largo plazo, la línea de visitas y visitantes debería ser de crecimiento constante.

Porcentaje de rebote

El porcentaje de rebote es, con toda probabilidad, la métrica más importante de cara a Google, aunque, en ocasiones, se le da una importancia fuera de lo común y que no está refrendada por la realidad.

El porcentaje de rebote no es más que el registro que hace tu herramienta de analítica web (generalmente, Google Analytics), de una persona que llega a tu web por una página, y sale de tu web por esa misma página.

Google Analytics Logo
 

Como Analytics no tiene forma de ver cuánto tiempo ha estado en la página (porque esta información la saca de restar el momento de entrada, al momento de entrar en la siguiente página), además, esta visita aparecerá con una duración en página de 00:00 segundos.

Es importante señalar que, en general, el porcentaje de rebote demasiado alto es algo negativo, porque significa que la gente entra a tu web y sale rápidamente, sin navegar por la web.

Esto, de cara a Google, es bastante malo, pero tampoco hay que echarse las manos a la cabeza. Por ejemplo, en los blogs, es normal que el porcentaje de rebote sea algo más elevado, porque la gente busca una información, entra a tu web, la lee, y deja de buscar al respecto.

Eso, aunque no es lo mejor (lo mejor sería que siguiese navegando por tu web), tampoco es un gran problema. El problema sería que hiciera lo anterior, pero volviera a repetir la búsqueda e hiciera clic en otro resultado. En ese momento, Google, asumiría que tu web no está respondiendo a las necesidades del usuario.

Pero si tienes un porcentaje de rebote elevado, aunque deberías tratar de reducirlo, no siempre significa que Google vaya a condenarte por ello.

Además, piensa por un momento en una web que tiene varias landing pages. Las landing pages, por definición, no tienen enlaces a otras partes de la web, porque el objetivo es que compres o que te vayas.

En ese caso, el porcentaje de rebote será alto inevitablemente. Y está bien que así sea. No hay que ser tan obsesivo con el porcentaje de rebote, aunque sea importante.

Tiempo en página

Otra métrica muy importante es el tiempo en página. Google tiende a asumir que, si pasas una buena cantidad de tiempo en una página, es porque esa página te está aportando la información que necesitabas.

Es por ello que conviene revisar aquellas páginas de tu web que no tienen unos buenos tiempos en esta métrica, y tratar de resolver el problema, de forma que Google vea que, en todas tus páginas, el usuario pasa más tiempo que en la media de tu competencia.

Para aumentar el tiempo en página, hay muchos trucos. Uno de ellos consiste en embeber vídeos relacionados que puedan ser del interés de los visitantes. Así, si la media de estancia antes de incluir un video es de 30 segundos, e incluyes un video de 2 minutos, puede que consigas aumentar el tiempo en página hasta un minuto y medio, por ejemplo.

Este aumento, aunque no tenga efectos clarísimos a corto plazo, sí tiene una gran implicación en tu posicionamiento a largo plazo, porque Google, al compararte con tu competencia, asume que tienes un contenido que sirve mejor a las necesidades del usuario.

Páginas vistas

Las páginas vistas son la cantidad de páginas que un usuario ve a lo largo de la sesión que pasa en el interior de tu sitio web. Si entra por una página, visita otra, y, finalmente, sale de tu web, ese usuario habrá tenido dos páginas vistas.

Las páginas vistas son importantes, sobre todo, en una tienda online. En los blogs es un poco menos importante, porque, como ya se ha mencionado, la gente tiende a buscar un contenido, leerlo, e irse.

Sin embargo, en una tienda online, lo normal es que el usuario revise varios productos, acceda al carrito de compra, eche para atrás, etc. Digamos que hay más movimiento, y, por lo tanto, lo normal es que se vean más páginas.

Analiticas de Internet

Páginas de entrada

Revisar las páginas de entrada también es muy importante, y es algo que la gente tiende a observar menos que las métricas anteriormente mencionadas. Las páginas de entrada te indicarán qué contenidos tienes mejor posicionados o son más populares.

¿Para qué puede ser útil esto? Pues, esencialmente, para optimizar mejor esos contenidos, y conseguir que esas visitas puedan servir de ayuda a la totalidad de tu sitio web.

Por ejemplo, supongamos que tienes una página que tiene muchísimas visitas, siendo una de las más importantes páginas de entrada de tu sitio web. Sin embargo, cuando la gente entra a través de esa página, no realizan conversiones ni navegan demasiado por la web.

En ese caso, puedes tomar esa página y editarla para incluir algunos productos a la venta, añadir unas cajas de suscripción a tu newsletter, o poner más contenidos relacionados para que el usuario navegue por la web.

De esta forma, estás optimizando y aprovechando al máximo la existencia de esa página.

Dependiendo de la decisión que tomes, conseguirás unos resultados u otros. Por ejemplo, quizá te interese convertirla en algo más parecido a una landing page, y vender un producto. Con ello, aumentarás las conversiones.

Sin embargo, puede que te interese más incluir enlaces a otras páginas, de forma que consigas una mayor navegación por la web, que haga que Google vea buenas métricas en otras páginas y, en consecuencia, las posicione mejor.

A partir de las páginas de entrada se pueden hacer muchas cosas interesantes.

Páginas de salida

Lo opuesto a las páginas de entrada son las páginas de salida, por supuesto. Y éstas también son muy importantes.

Lo cierto es que, en general, es más difícil que haya páginas de salida tan claramente definidas como lo están las páginas de entrada, ya que el usuario puede salir por cualquier página, pero no puede entrar por cualquier página con la misma facilidad.

Sin embargo, siempre hay algunas páginas que sí demuestran tener una mayor tasa de salida, y, generalmente, son aquellas páginas peor construidas. Pueden ser, por ejemplo, páginas con un buen contenido, pero con pocos enlaces hacia otras páginas de tu web.

Puedes optar por incluir este tipo de enlaces en dichas páginas, de tal forma que consigas un mayor grado de navegación del usuario por tus páginas, lo cual es positivo de cara a Google.

Origen de la visita

Por último, está el origen de la visita. Por supuesto, esta es una métrica fundamental, porque te indica qué es lo que estás haciendo bien en términos de marketing online, y qué estás haciendo mal.

Por ejemplo, si recibes mucho tráfico desde redes sociales, se puede asumir que estás haciendo un buen trabajo en Social Media, mientras que, si tu tráfico es esencialmente orgánico, puedes asumir que tu SEO está yendo por buen camino.

Además, puedes aprovechar los picos que tienes en esas áreas para determinar si has conseguido viralizar algún contenido, si has posicionado para alguna palabra clave importante, etc.

De esta forma, puedes copiar lo que hiciste, y tratar de replicarlo, para mejorar la cantidad de tráfico que consigues atraer.

Por último, también puedes utilizar esta métrica para fijarte en qué áreas del marketing online deberías potenciar, para que puedas atraer tráfico desde las áreas más diversas posibles.

Como puedes ver, hay diferentes aspectos de la analítica web que se deben medir y que se deben tener en cuenta para que las demás áreas del marketing digital puedan prosperar de la mejor manera posible.

¿Y tú? ¿Qué opinas? ¿Qué importancia le das a la analítica web? ¿Crees que es relevante? ¿Crees que no tiene la más mínima importancia? ¡Cuéntalo en los comentarios y recibirás respuesta a la mayor brevedad posible!

Acerca del autor:
Antonio Godoy

 

Antonio Godoy navega en el marketing online y el emprendimiento digital para www.antoniogb.es , y es amante de los perros, la lectura y la discusión creativa.

 

Deja comentario ...

Empieza tu periodo de prueba de 14 días gratis con Shopify