4 errores que los emprendedores novatos cometen en el comercio electrónico

4 errores que los emprendedores novatos cometen en el comercio electrónico
feature

Dicen que el que no arriesga, no gana; y esa frase debe estar presente en todo tu camino de emprendimiento en el comercio electrónico. Al ser novato, tendrás a tu disposición opiniones, contenido y consejos que quizá no sean siempre efectivos y exitosos, pero debes ponerlos a prueba para que te des cuenta qué es efectivo para tu negocio, y qué es lo que seguramente le sea útil al alguien más, pero a ti no.

Este tipo de ensayos funcionan si se saben emplear a favor del negocio, pero esto no quiere decir que estés exento a cometer errores de novato al momento de ingresar al comercio electrónico. Es por eso que queremos enlistarte 4 errores que seguramente hayas o estés cometiendo y ni te hayas enterado, con el fin de que logres identificarlos y generes acciones de mejora de manera instantánea.

Error #1: Tener un negocio sin respaldo de un estudio de mercado

Lo hemos  repetido constantemente, pero es un error que hemos detectado que se sigue presentando. Aventurarse en el comercio electrónico y poner una tienda virtual es una cuestión, pero no tener ni idea de qué o a quién le vas a vender algo, no está permitido. Considera que el eCommerce, en cuanto a temas financieros es muy noble y flexible, pero sabe perfectamente cómo generar gastos, aunque tu tienda no esté generando ganancias.

Si tu tienda no genera ganancias es porque quizá tu producto no tenga buena difusión o, peor aún, no le interesa al mercado al que estás apuntando. En ese momento, debes acudir a tu estudio de mercado (también denominado investigación de mercado) y detectar cómo puedes cambiar de estrategia de venta o, en un caso drástico, dirigir tu marca a otro público. Si no tienes este documento, seguramente tendrás momentos de frustración y gastos innecesarios de tiempo y dinero, mientras que tu tienda y marca pierden valiosa visibilidad y por lo tanto, no generan identidad con el público y mucho menos publicidad en el entorno.

Error #2: Tener una tienda virtual sin un presupuesto definido

“Considera que el eCommerce, en cuanto a temas financieros es muy noble y flexible, pero sabe perfectamente cómo generar gastos”… Nos encanta citar nuestras propias palabras para que puedas comprender que tener una tienda virtual es lo mismo que tener un negocio físico; oficialmente genera gastos de operación, y si no los tienes contemplados, seguramente te verás en serios aprietos financieros.

Es por eso que te recomendamos, desde un inicio, tener un presupuesto definido para poder mantener tu negocio durante los seis primeros meses que se consideran son los que tarda un negocio en comenzar a generar ganancias constantes. Dentro de los gastos de operación continuos, considera los siguientes:

  • Costo mensual del internet
  • Costo mensual del servicio de luz
  • Mantenimiento del equipo utilizado (computadora, smartphone, tablet)
  • Sueldo permanente (no muy alto, pero de algo debes vivir)
  • Sueldo del personal (en caso de tenerlo)
  • Renta mensual de la plataforma (en caso de ser de paga)
  • Recuperación de inversión inicial (que puedes diferir durante los 6 meses)

Error #3: Ser dueño de un negocio en línea sin horario fijo de trabajo

Claro, consideras que el comercio electrónico es muy flexible y no necesita de un horario de trabajo y todo un plan de negocios. Entonces, quiero que pienses “¿trabajarás un domingo a las 11 de la noche?” Te apuesto que la respuesta es no, por lo que te recomendamos que le fijes un horario de atención al cliente a tu tienda, y a ti como dueño y trabajador, otro horario laboral. 

Tener una tienda en línea requiere compromiso, y aunque el lugar de trabajo sea tu casa, determina un espacio en ella en donde tengas un escritorio y puedas darle seriedad al trabajo. Si bien es cierto que es un negocio flexible, no hay que abusar de tanta flexibilidad, y hay que poner reglas y límites.

Error #4: Esperar a que tu público te encuentre

Recuerda que eres como un pez nuevo en un mar inmenso, por lo que realmente debes hacerte notar. No te sientes a esperar a tus clientes, ¡búscalos! Te damos algunos consejos:

  • Utiliza las plataformas de redes sociales para localizar futuros clientes. Gracias a plataformas como Followerwonk, puedes ingresar alguna palabra clave relacionada con tu negocio en línea y comenzar a buscar en los resultados a personas que quizá consideres que pueden estar interesados en tus productos.
  • Busca tu competencia y trata de identificar clientes potenciales. Quizá existan personas que no estén muy contentas con lo que tu competencia les ofrece, y si consideras que puedes brindarles una solución, trata de contactarlos. Aprovecha esa oportunidad de debilidad y conquístalos.
  • Realiza campañas de PPC. Es una opción no tan cara de implementar. Se ha comprobado que un método económico es realizar Facebook Ads. Si quieres conocer más al respecto te recomendamos el articulo El ABC de los Facebook Ads.
  • Comienza tu propio blog. Escribe sobre temas relacionados con tu negocio y lo que vendes en él y realiza un proceso de outreach para compartirlo en la red.

Después de ver estos cuatro errores básicos, no nos resta más que ver cómo comienzas con el pie derecho a trabajar en tu tienda virtual. Recuerda, pueden existir otros errores y es por eso que te invitamos a que los compartas con nosotros y así evitar que nuevos emprendedores, como tú, tengan piedras en su camino y desistan de comenzar su negocio en línea.

Deja comentario ...

Empieza tu periodo de prueba de 14 días gratis con Shopify