6 lecciones que todo emprendedor debe aprender de Flappy Bird (R.I.P)

6 lecciones que todo emprendedor debe aprender de Flappy Bird (R.I.P)

feature

Independientemente del giro de tu sitio web o en qué red social te encuentras, es inevitable no encontrarte alguna mención de Flappy Bird en estos momentos. Lo que comenzó como otro proyecto indie de un desarrollador solitario en Vietnam, en estos momentos ha logrado convertirse en una sensación mundial causando una increíble cantidad de rumores, controversia, misterio, confusión, extrañamiento e indignación.

¿Esa la intención del creador del juego Dong Nguyen?, claro que no. El desarrollador rompió el silencio después de eliminar el juego de las tiendas de aplicaciónes iOS y Android, diciendo que lo hizo por el bien de los jugadores, con miedo de que fuera demasiado adictivo para ellos. Hipotéticamente hablando, esto no es un problema para cualquier desarrollador de juegos.

Pero retrocediendo un poco, pienso que existen algunas lecciones invaluables que pueden aprender algunos emprendedores y no solo para aquellos desarrolladores amateurs que buscan crear el próximo Flappy Bird. Con eso en mente, vamos a rendir homenaje a los fallecidos pájaros al recordar lo que nos enseñaron, y cómo podemos continuar su legado aplicando sus enseñanzas.

1. Mantenlo simple

Hay una pequeña posibilidad de que tal vez, por alguna extraña razón, no has jugado Flappy Bird (si es el caso, puedes jugar aquí), así que te aquí están las tres reglas básicas del juego:

  • El pájaro gana velocidad o la baja a medida que cae y sube.
  • La velocidad horizontal del pájaro se mantiene constante.
  • El pájaro debe volar a través de diferentes tuberías con diferentes alturas que hay que evitar.

Estas fueron las mecánicas de juego que según informes generó que Nguyen ganará aproximadamente 50,000 dólares al día. Entonces ¿cómo se aplica esto a los emprendedores que buscar iniciar un negocio?

Imaginemos un escenario común: estas escuchando comentarios significativos sobre un producto que aún no consigue tener éxito y cómo el creador busca por todos los medios que tenga proyección instantánea. Puede que posterior a eso salgas a caminar e, inmediatamente, sientes que se te prende el foco; no te habías dado cuenta que el entorno te puso una idea de negocio de mil millones de dólares en tu cara. Si eso sucede ten calma y, por favor, no te pongas paranoico pensando que alguien te robará tu idea millonaria. Claro, procura no comentarla a todo el mundo.  

¿Qué sucede después? Puede que todos sepamos la respuesta a esto, porque hemos estado en ese lugar. Comienzas a hacer investigación de mercado y piensas qué tipo de competencia tienes y comienzas a encajar las millones de piezas que necesitas para poner en marcha tu negocio y tenga éxito. Pero después de platicarla con un amigo y escuchar lo estúpida que es, te rindes y olvidas los planes que tenías. Es la realidad, tomas un gran paso y llega algún “genio” que desecha tu idea.

El problema es que la mayoría de las personas nos estancamos en los detalles y  nos dejamos intimidar por la complejidad de todo. Nguyen podría haber añadido otras 100 variables en un intento de hacer de su juego algo interesante, pero se lo guardó y mantuvo algo muy simple. Del mismo modo, podrías hacerte un favor y tomar nota de lo que Tim Ferris mencionó al sugerir que debes probar un producto antes de invertir en él, o en lo que Eric Ries menciona al advertir que antes de construir un producto primero debes ver si es viable y obtener retroalimentación. De hecho, es aconsejable que inicies tu negocio sin gastar dinero en lo absoluto.

Así que para tu próxima idea brillante, recuerda la verdad obtenida por Flappy; mantenlo simple.

2. Golpea un nervio

Aquí es donde Flappy Bird puede haber tomado la delantera. El juego era ridículamente difícil, haciendo que a los jugadores primerizos (me incluyo) les llevara varios minutos sólo pasar el primer par de tubos. La gente comenzó a odiar el juego, odiar a la persona que lo recomendó y odiar a la gente que presumía su puntación en Twitter y Facebook (ve el punto 4). Pero ese odio generó una cantidad de atención y, más importante, la ansiedad de pasar a la siguiente tubería para aumentar la puntuación. Ve este tweet:

Vencer los nervios ante tu audiencia es algo que Guy Kawasaki recomienda en su libro “The Art of the Start” y algo que Seth Godin ha tomado como ejemplo para realizar buen marketing y desarrollo de productos, al crear su idea llamada “purple cow”.

De hecho, algunas de las tiendas más exitosas en Shopify le pertenecen a personas emprendedoras que venden productos que no necesitas, pero los cuales no puedes dejar de ver. Algunos de ellos son:

  • Un abrigo con forma de oso (con gorro incluido) de GrizCoat

3. Crea Compulsión

Siguiendo el punto anterior, no importa que tan difícil sea manejar el pajarito a través de esos tubos verdes, la gente no podía dejar el juego. Por ese motivo, Nguyen decidió darlo de baja, ya que estaba consciente que generaba una obligación por seguir jugándolo.

De hecho, la adicción detrás de Flappy Bird fue explicada en un artículo que leí en The Guardian: “Una buena manera de asegurar obligación es hacer que la persona involucrada crea que puede hacerlo mejor y que si no lo intenta se sienta fracasado. Lo que le generará enojo hacia sí mismo.”

El diseño de Flappy Bird parece ser ridículamente simple, y no es creíble que las personas no puedan pasar del segundo tubo.

Uno de mis libros favoritos que rompe con este hábito es The Habit Loop, en el que el autor rompe cualquier habito que consistiera en rutina y recompensa. Flappy Bird hizo un excelente trabajo alargando la distancia entre rutina y recompensa, resultando en que los jugadores tomaran cada oportunidad para jugar.

Tradicionalmente, los emprendedores han tratado de aprovechar ese deseo de consumir más a través de una serie de medios, incluyendo campañas de correo electrónico, descuentos, ofertas por tiempo limitado, y pre-pedidos. Deben conseguir alcanzar su objetivo demográfico y convertirlos en adictos a sus productos y contenido, lo que requiere varios mensajes. Lo siguiente es conseguir clientes enganchados.

Un gran ejemplo es Blue Goji, una compañía de tecnología portátil que permite que cualquiera pueda convertir cualquier pedazo de equipo cardiovascular en un juego, lo que está tomando al mundo del fitness y creando un producto con la potencia de construir obligación y compulsión por hacer alguna actividad física, además de generar ventas. 

4. Las pruebas sociales aumentan viralidad

Uno de los factores determinantes para darnos cuenta si un juego se ha vuelto viral se da cuando los jugadores presumen cuando han ganado o, por el contrario, cómo se frustran al momento de perder, compartiéndolos en sus redes sociales. Todo empezó con el propio tweet de Nguyen, en donde liberaba el juego y compartía su puntuación. Llegar a los jugadores, compartir puntajes, estatus o logros se ha convertido en algo básico en el campo del diseño de juegos, pero existe un buen trato aquí que cualquier emprendedor puede aprender. 

Quizá, una de las maneras más fáciles y rápidas en las que una tienda online pueda ser exitosa es integrar fotos  compartirlas en sus redes sociales como Instagram y Facebook, que pueden incluir páginas de productos y a su vez, incrementar viralidad a través de demostrar pruebas sociales. Puedes además ofrecer incentivos como productos, descuentos, o exclusivos regalos en concursos o campañas pidiendo al público compartir imágenes de sus productos.

5. No reinventes

Existen muchas opiniones acerca de los gráficos de Flappy Bird, sobre todo por su parecido con el popular juego Mario Bros, uno de los juegos más significativos por décadas. Además existen comentarios de cómo algunos juego similares son Piou Piou y Helicopter game. Sin embargo, si echamos un vistazo en la historia de los videojuegos, podría decirse que está llena de casos de plagio, y que tendríamos que decirle a todos los que crearon rompecabezas por bloques que deben darlos de baja porque ese reino le pertenece a Tetris. 

El hecho es que mucha de la iniciativa empresarial e innovación es gradual y construida de las ideas existentes. ¿Cómo esto te ayudará en la búsqueda de construir un negocio de millones de dólares?

Encuentra algo que vende, averigua lo qué la gente odia al respecto, y construye algo mejor o "ligeramente" diferente.

Una buena manera de medir demanda y obtener ideas de productos es utilizar la herramienta Google Keyword Planner. Elige una industria, haz lluvia de palabras clave y conecta todo esto con esta herramienta para analizar el volumen de búsquedas. Entonces ve a Google Search y ve qué compañía clasifica en la primera página. A partir de ahí, ve si puedes identificar cualquier "enorme" agujero y rellenarlo con algunas soluciones inteligentes y auténticas.

6. Mantenlos adivinando

La mejor parte del éxito y ascenso de Flappy Bird en las tienda de aplicaciones está detallado en un gran artículo de Mashable y aborda cómo los desarrolladores de juegos y los periodistas querían saber el secreto detrás del éxito de Nguyen. Se adivinaba de todo, desde la promoción cruzada con otros juegos adictivos a cómo Nguyen utilizaba bots para jugar con el App Store a través de comentarios falsos. Todo llevó a Nguyen a la misma respuesta "La razón por la que Flappy Bird  es tan popular no está clara ni para mi"

Sin embargo, lo que realmente tomó al mundo por sorpresa fue la decisión de Nguyen de retirar el juego a pesar del nivel de viralidad que alcanzó. Me refiero a hablar de golpear un nervio (ver punto 2).

¿Realmente lo iba a hacer? ¿Hablaba en serio? Nguyen tenía a todos los involucrados en el mundo de los juegos móviles en la palma de su mano tratando de adivinar si realmente había que apretar el gatillo. Eso es algo importante.

Lo que los emprendedores pueden aprender de esto es que vale la pena mantener un cierto nivel de misterio, incluso si no hay nada detrás de la cortina. No solo se toma ventaja con la gente que quiere construir algo salvaje, entretenido, controversial y con rumores de éxito, pero lo más importante, se pone y mantiene a la gente hablando.

Así que antes de dejar que la miopía moderna elimine completamente de la memoria a Flappy Bird, esperamos que estos consejos te ayuden a desarrollar esa próxima gran idea o ayudar a tomar esa empresa de negocio actual y elevarla siguiente nivel. Siéntete libre de compartir cualquier otra lección que los empresarios que están leyendo esto pueden aprender de todo el dilema de Flappy Bird.

Acerca del autor

Humayun Khan es Content Crafter en Shopify. Escribe para el blog de Shopify en ingles sobre social media, tendencias de venta y estrategia de comercio electrónico. Además es autor de The Ultimate Guide to Business Plans. Síguelo @humayunnkhan

Deja comentario ...

Empieza tu periodo de prueba de 14 días gratis con Shopify