Que la fuerza te acompañe: Cómo George Lucas luchó por su visión y cambió el mundo

Que la fuerza te acompañe: Cómo George Lucas luchó por su visión y cambió el mundo

Feature

Año: 1977.

Había pasado 10 años desde que George Lucas se graduó de la Universidad del sur de California (BFA) y ganó varios premios con el cortometraje Electronic Labyrinth: THX 1138 4EB (el cual adaptó más tarde para el largometraje THX 1138). Entre 1967 y 1977 había:

  • Sido galardonado con una beca de estudio de Warner Bros, la cual le permitía trabajar en la realización de la película que quisiera. En este caso fue Finian’s Rainbow dirigida por Francis Ford Coppola.
  • Trabajado como operador de cámara en la grabación de un concierto de los Rolling Stones.
  • Cofundado un estudio con Coppola, con el objetivo de crear un espacio más creativo y libre del sistema que tenía Hollywood.
  • Obtenido un papel secundario en la película de The Godfather.
  • Adaptado su premiado cortometraje en una película de larga duración THX 1138.
  • Creado su propia compañía (Lucasfilm Limited… es posible que hayas oído sobre ella).
  • Dirigido American Graffiti, la cual ganó el premio a mejor película en la 31ª edición de los Globos de Oro (aparte de esta nominación, Lucas estuvo nominado como mejor director y la película recibió otros 10 galardones entre los Globos de Oro y los premios de la Academia).

Parece el inicio de una carrera muy prometedora, pero nada revolucionaria hasta el momento. El viaje apenas está por empezar.

Yendo a la batalla con Star Wars   

Lucas podría haber sido relativamente nuevo en la industria, pero tenía un profundo conocimiento de las historias y sabía cómo capturar la atención de los espectadores. 

Admiraba las películas clásicas de todos los géneros: las de ciencia ficción como Flash Gordon y Metrópolis, las películas de samuráis de Akira Kurosawa, las del viejo oeste  como The Searchers y hasta las de aventura como el Robin Hood de 1938 –de las cuales, varios de sus elementos y muchos otros, ayudarían a George Lucas en los fundamentos de lo que se convertiría en Star Wars.

Pero no fue fácil. Lucas ya había escrito dos borradores de lo que sería Star Wars cuando descubrió a The hero with a thousand faces, un libro de Joseph Campbell.

Vuelve a familiarizarse con el viaje del héroe de Campbell, obteniendo una nueva manera de estructurar sus historias, la cual sabía que iba a funcionar, y les daría a sus personajes un lugar en la imaginación de sus espectadores. (De hecho, Lucas se hizo amigo de Campbell y se refirió a él como su maestro Yoda).

“Sabes, pensé que el arte se había terminado con Picasso, Joyce y Mann. Ahora sé que no es así”.

-Joseph Campbell, después de haber visto consecutivamente las tres películas originales de Star Wars.

Después de luchar contra sí mismo para conseguir la historia correcta, ningún estudio la quería producir.

La película popular del momento, era argumentada de la siguiente forma: los extraterrestres eran malos, los robots querían destruir a la humanidad, las princesas eran damiselas que necesitaban ser salvadas, y demás. Lucas, por otra parte, proponía un mundo donde los extraterrestres fueran los personajes de fondo, y los robots, con un toque humorístico, podían ser sus ayudantes.

Star wars_aliens

Imagen vía: WIKIMEDIA

La razón principal por la que se llegó a realizar un contrato, fue porque un ejecutivo de 20th Century Fox le gustaba American Graffiti y quería mantener a Lucas hasta su próximo éxito, forzándolo a firmar un acuerdo de producción y distribución. 

Claro, Star Wars inmediatamente rompió los records de taquilla, incluso con un estreno limitado a solo 40 teatros. En un año, Star Wars se convirtió en la película más taquillera de todos los tiempos.

Pero no solo el record de ventas hizo a George Lucas un emprendedor pionero y creativo. Él preparó el camino para futuras estrategias en licencias de contenido, co-marketing y comercialización. Además, apoyó e inspiró a otros cineastas a defender sus ideas, que eran mejores que cualquier cosa que Hollywood haya visto.

Comercialización vs. dinero por adelantado  

Antes de comenzar el rodaje de Star Wars, se le ofreció la oportunidad a Lucas de renegociar los $150,000 dólares que en un principio se habían acordado, por la dirección y un mejor guión (aproximadamente $600,000 al día de hoy).

Pero se negó. En cambio, se aventajó de las otras partes del contrato de Fox, enfocándose en conseguir la concesión de las licencias, los derechos de comercialización, y los acuerdos contractuales de las secuelas.  Fox no estaba preocupado, en realidad lo veía como un movimiento tonto por un cineasta amateur, ya que los intentos de comercialización del original Dr. Dolittle habían fracasado miserablemente,  cedieron felizmente.

“Siempre he sido una persona ajena a la gente de Hollywood. Ellos piensan que hago películas raras” (Lucas en 1997).

La fe de su visión ha pagado cien veces más a través de los años. No solo obtuvo los derechos de comercialización (los cuales los usa con prudencia), también ganó cientos de millones de dólares por las licencias de los juegos, las figuras y los objetos de colección.

star wars_licencias_juegos

Imagen vía: THESTARWARSSAGA.COM

A partir del 2012, la película había vendido aproximadamente $20 mil millones de dólares en mercancía. El éxito de la comercialización de Lucas dejó a todas las compañías de cine tomando notas. En esencia, Lucas fue el padrino la gran comercialización del cine, inspirando más tarde a los fabricantes de juguetes para desarrollar programas de  televisión basados en sus productos (piensa en My Little Pony).

Haciendo ciencia ficción estupenda (o al menos rentable)

Después de Star Wars, Lucas estaba agotado del gran peso que conlleva dirigir una película, sin embargo solicitó (al igual que las oportunidades de comercialización) que se contara más de la historias de Star Wars.

Utilizó los ingresos generados a partir de las primeras películas de Star Wars, para convertirse en el productor ejecutivo (el que distribuye la película, y por lo tanto consigue una mayor parte de los beneficios) y seleccionó a Irvin Kershner para dirigir “El imperio contraataca” y a Richard Marquand para “El retorno del Jedi”.

Tomando un enfoque más amplio acerca de su trabajo, Lucas consultó en las historias de las secuelas de Star Wars, y comenzó a trabajar en la historia (para otra idea de negocio) sobre un arqueólogo en busca de aventuras conocido como Indiana Jones. Participó como productor de Indiana Jones, alentando a su amigo Steven Spielberg para dirigir esta aventura. 

indiana_jones_pelicula

Lucas también fundó Industrial Light and Magic (ILM) en 1975 como una división de Lucasfilm. Esta industria estableció la producción de efectos especiales en la década de los años 80’s (y sigue siendo la industria líder). La compañía ha trabajado en otras películas de cultura pop que van desde Star Trek II, The dark crystal, Labyrinth (junto con otras películas de Henson) hasta la filmación de franquicias como Back to the Future, Indiana Jones y Jurassic Park.

Todos estos titanes de la cultura pop tienen la huella digital de George Lucas a través de ILM.

LIM_portfolio

Imagen vía: INDUSTRIAL LIGHT & MAGIC ARCHIVES

Mientras Star Wars se lleva generalmente el crédito, George Lucas era el hombre que le mostró exactamente a  Hollywood qué tan rentables pueden ser las aventuras de fantasía, impulsadas por los efectos.

Sin importar si ser nerd es genial o no (dependiendo de a quién le preguntes), Star Wars hizo ser nerd algo común. Sin su impacto cultural, probablemente no estaríamos viendo múltiples películas de ciencia ficción y películas basadas en comics cada año (aunque haya tomado tiempo llegar hasta aquí).

Creando un efecto dominó atraviesa generaciones

Después del increíble éxito de la primera película de Star Wars, Lucas quería aumentar los efectos especiales en las próximas películas. Originalmente, fue una labor intensiva, con modelos perfectos hechos a mano, marionetas, animación en stop motion, y otros trucos usados para crear los innovadores efectos especiales de “Una nueva esperanza”.

En otras palabras, Pixar no existiría sin George Lucas. Y tampoco tendrían tantas películas premiadas, que van desde Toy Story a Finding Nemo. O la gran cantidad de directores que han sido inspirados en la cultura organizacional de Pixar (que no solo es objeto de innumerables artículos, sino también es un best-seller escrito por Ed Catmull del New York Times).

Tecnología que inspira

Hemos discutido la relación simbiótica entre la ciencia ficción y la evolución de la tecnología. Star Wars probablemente no sea la única fuente de inspiración para el desarrollo de armas láser que puedan derribar aviones,  pero es difícil no encontrar similitudes.

tecnología_inspiradora

DEKA arm, un proyecto pagado por la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzados de Defensa y la oficina de Investigación del Ejército de Estados Unidos, es referido cariñosamente como la mano de Lucas. Y pronto, las prótesis temáticas de Star Wars estarán disponibles para los niños (de nuevo, la tecnología no está directamente inspirada en las películas  pero pensarlo nos hace sentir mejor). Mientras que todavía trabajamos en la creación de sables láser (que probablemente nunca será factible, pero podemos soñar), el Ejército de Estados Unidos también está financiando la investigación en motos aerodeslizadoras.

La fuerza es intensa

Lo más importante que ha ayudado a Lucas a lo largo de su carrera, creando un impacto más grande que cualquier otra cosa, es su inquebrantable fe visionaria. Si no hubiera estado tan seguro de que Star Wars sería un éxito, probablemente no hubiera luchado por los derechos de comercialización.

Sin el dinero de la comercialización y las licencias, él no habría tenido la inversión para Lucasfilm y proyectos asociados. Por lo que no existiría Pixar y todos los eventos continuos.

Pero no solo fue su fe visionaria, Lucas también era un experto en su oficio. Había estado trabajando en el mundo del cine durante más de 10 años antes del estreno de Star Wars, sumergido en otras historias y colaborando con los mejores mentores que pudo haber encontrado. No importa si la sabiduría la absorbió en persona o a través de un libro, los grandes resultados están demostrados en su trabajo.

Realmente, la lección que se puede aprender de Star Wars y del propio Lucas es: aprender de los mejores, poner en práctica lo aprendido, y mantener el rumbo cuando sepas que vas a crear algo grande.

Acerca del autor

Michelle_autor

Michelle Nickolaisen es escritora freelance y dueña de un negocio basada en Austin, TX.

Temas:

4 comentarios

  • Luis david fernandez
    Luis david fernandez
    May 08 2016, 01:12PM

    Me fascinan las peliculas de la guerra de las galaxias. Tengo todas y quiero ser un gran emprendedor

  • ALDRIN
    ALDRIN
    May 08 2016, 01:15PM

    excelente un ejemplo a seguir

  • Nora Romero
    Nora Romero
    May 09 2016, 10:57AM

    Soy fan tardíamente del trabajo de Sr. Lucas, pero cada vez lo admiro más
    Saludos

  • @Shopify Rosa Salazar
    Rosa Salazar
    May 10 2016, 10:09AM

    Muchas gracias por leernos y por sus comentarios.
    Saludos

Deja comentario ...

Empieza tu periodo de prueba de 14 días gratis con Shopify